Overblog Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog

Le blog de gmanzukula-alternatif-congolais.over-blog.com

Le blog de gmanzukula-alternatif-congolais.over-blog.com

Dans ce blog, il sera question de publier toutes les réflexions, articles, commentaires et opinions à caractère socio-économiques, politiques, culturels et religieux.


Domingo XXI T.O: No creer y entragar a Jesus es el conflicto que pone el Discipulo amado en las palabras de Pedro

Publié par Gabriel MANZUKULA Mjrrdcongo sur 25 Août 2012, 07:49am

Catégories : #Bible et Reflexion

Aquí mi saludo fraterno, de cercanía y de camino compartido en el discipulado de Jesús… y aquí el aporte para el estudio del evangelio del próximo domingo.

 

Quiero agradecer a quienes se han expresado durante esta semana en torno a la reflexión que hemos compartido acerca del sentido de este proyecto de aportes para el estudio del evangelio dominical y agradecer, especialmente, por los testimonios del quehacer y proyecciones que realizan a partir de este trabajo junto con los apoyos que se ofrecen.

 

Dado que en este domingo se hace una última mirada al discurso – enseñanza del capítulo 6 que se hace en este ciclo litúrgico… (a partir del siguiente domingo se vuelve sobre el evangelio de Marcos)… quiero abordar en esta parte introductoria  una pista de respuestas a algunas inquietudes que me han hecho llegar algunos de ustedes. Las preguntas que me han hecho se refieren principalmente a la Eucaristía y a la afirmación que el cuarto evangelio no habla expresamente de la eucaristía (ni como institución, ni como práctica dentro de la Comunidad), así también preguntan del por qué en la tradición de la Iglesia, así como muchos de los exégetas sí hablan de eucaristía en el cuarto evangelio.

 

Dejo dos reflexiones al respecto y queda mucho por decir: a) La perspectiva en la que trabajamos el estudio de los evangelios es de orden contextual… desde la vida cotidiana… desde las implicaciones para la realidad… desde la posición crítica que Jesús y las comunidades hicieron de cara a su entorno y a la presentación / seguimiento de alternativas de cara a su realidad, por ello, la centralidad de los aportes gira en torno a estas dimensiones de la vida… no se hace solamente una reflexión teológica de orden especulativo; b) para nosotros/as es claro que el evangelista y la Comunidad del Discípulo Amado toman distancia frente a otras comunidades cristianas y hacen un camino diferente de iglesia a partir de su diferente comprensión de Jesús… sin embargo, comparten con la naciente tradición cristiana que el compartir la mesa y comer el pan juntos/as es el principal signo de la enseñanza de Jesús, signo de su presencia resucitada y resucitadora, signo de la vida de la comunidad de discípulos/as… la clave para construir alternativa frente a la realidad (personal – comunitaria – social – ecoambiental), pero la novedad e insistencia del Discípulo Amado está en el “vivir este signo según el espíritu”, es decir, consideramos que, sin duda, para el Discípulo Amado en el pan compartido Jesús está presente realmente en la totalidad de su ser (y de aquí se desprende la proyección teológica y litúrgica), pero para el cuarto evangelio la insistencia está en lo que el signo representa como contraste/conflicto/alternatividad de vida, de estilo de vida, de proyecto de sociedad que nace desde la configuración interior de cada persona (en sus entrañas) y desde ahí “sale” para ser luz del mundo… y en este sentido se aparta de la centralidad apostólica, jerárquica, litúrgica en la que se describe y anuncia la “Cena” en los evangelios sinópticos.

 

Queda por decir que el otro signo central de la presencia de Jesús y expresión de adhesión y seguimiento para la Comunidad del Cuarto Evangelio es el Bautismo.

 

Abordemos entonces el evangelio de este domingo: Jn. 6, 61 – 70.

 

 

1. Acercamiento Contextual

 

En un texto como el que se lee este domingo es muy importante estar dispuestos/as a preguntarnos, a cuestionar la mentalidad tradicional y de las explicaciones “piadosas” que se suelen asumir para hablar de este evangelio… hemos de estar dispuestos/as, en actitud de apertura de corazón y de mente para entrar en la novedad de un mensaje, de una profecía, de una afirmación que es propia de la identidad de la Comunidad del Discípulo Amado y que por múltiples circunstancias no escuchamos hoy.

 

Aquí el conflicto entre comunidades cristianas tiene un capítulo de contraste y conflicto… un camino es representado por Pedro y los Doce… otro camino es representado por la Comunidad del Discípulo Amado, aquí la clave del discipulado, de la fidelidad y del Creer… lo contrario es “entregar” a Jesús, es decir, hay una clave de traición por no Creer.

 

Así podemos concluir que el capítulo 6 se ha dedicado especialmente a mirar la Comunidad hacia adentro… a reflexionar acerca de su identidad, de lo que Cree – Vive, de lo que la diferencia y distancia de cara a otras comunidades cristianas y en especial frente a Jerusalén y frente al Roma… su estilo de vida, su proyecto de Vida, su implicación en la constitución de relaciones entre las personas, en la constitución de sociedad, de relación con la creación – el reparto de la riqueza desde la clave del compartir en el amor para que todos/as puedan tener vida, esta es la clave del espíritu (espíritu y verdad, cfr Jn. 4, 23).

 

 

2. Acercamiento Contextual – Literario

 

Valga recordar que es importante leer y releer todo el capítulo 6 para descubrir las palabras y expresiones claves (repeticiones e insistencias) que hace el Discípulo Amado… también percibir que es un capítulo que tiene varias unidades redaccionales internas y por ello se encuentra que hay unos temas como sueltos o que se saltan en su desarrollo y contenido… pero lo más importante es hallar la unidad de la reflexión temática que se hace en la formación de la Comunidad que ya se ha constituido y camina en el seguimiento discipular de Jesús.

 

En este capítulo los últimos versículos (60 – 71) tienen la particularidad de estar dedicados a los discípulos, a un conflicto entre discípulos y Jesús… y hay un tema que parece suelto, si no contradictorio con el tema de los versículos inmediatamente antes (cfr. domingo anterior)… es el tema de la carne… pero veamos por partes…

 

– La estructura redaccional de esta parte la podemos representar así:

·         Un horizonte de sentido está en las “señales” y en el “enseñar” que está presente a lo largo del capítulo.

·         v. 60 como verso enlace (cierre de la sección anterior y, al mismo tiempo, introito de la sección que sigue)… es muy importante este verso para comprender lo que sigue, y no se lee en la liturgia de este domingo.

·         vv. 61 – 63 son el tema y centro del mensaje que se desarrolla en los vv. 64 – 71.

·         Los vv. 64 – 71 tienen una estructura interna propia (ver archivo adjunto de la traducción y organización estructural):

v. 64a – enlace

v. 64b-c – No – Creer – entregar a Jesús

vv. 65 – 66 – Discípulos/as que vuelven a su anterior vida

vv. 67 – 70 – Doce / Pedro / palabras de Pedro – Palabra de vida / Doce – diablo

v. 71 – Judas – entregar a Jesús

 

– Es importante observar como el tema No Creer / Entregar a Jesús es una clave que abre y cierra el relato… de ahí que No creer es, al mismo tiempo, entregar a Jesús. Este tema se desarrolla varias veces en el mismo evangelio, especialmente en el capítulo 13 donde aparece la misma figura quiásmica: Judas – Entrega / traición – Pedro (No acepta – No comprende) – Discípulo Amado (cerca de Jesús – acepta – comprende – Cree) – Entrega / traición – Judas.

v. 60 Oír y admitir son la misma palabra… así que murmurar hace referencia a no admitir y/o no aceptar la Palabra de Jesús… distinto a escuchar – obedecer que es propio del sâma’ en hebreo (escucha)… nótese que en esto es común a la actitud de los fariseos que también murmuraron en el relato anteror… Por tanto, el tema clave está en No creer, no aceptar esta palabra – enseñanza de Jesús que es la Palabra de la Comunidad.

 

– Ya se advirtió que parece haber una Contradicción en la interpretación de Carne/Espíritu… pareciera contrario con lo afirmado el domingo anterior (eso muestra que hay varias tradiciones de escritos antes de esta redacción final)… Aquí lo central está en la discusión que reflejan estas palabras, aquí está el conflicto que se les presenta a los/as discípulos/as de Jesús… ¿cuál es su opción – definición?... sin duda que hay en el trasfondo la clave ya dada en el capítulo 4 (v.23) del adorar a Dios en Espíritu y en Verdad, que ahora se hace en relación con Jesús… y esta es una de las discusiones en torno del sentido del compartir el pan en la mesa común como se describió en la parte inicial del escrito.

Nada de la reflexión Carne/Espíritu está relacionado con el cuerpo, como se tiende a pensar insistiendo equivocadamente en la distinción entre alma y cuerpo. 
Distinción que procede de la filosofía griega, no de Jesús.

 

– « Las palabras que les he hablado son espíritu y son vida » (v. 63 c) Este es el verdadero mensaje central del evangelista (se enmarca dentro de la tradición bíblica del espíritu que nos hace “vivientes”, es Dios y su proyecto el que se insufla para alcanzar la plenitud de la vida, teología creacional… Proyecto que se construye desde la justicia, en los mandatos, para alcanzar la felicidad, teología liberadora de Egipto)… hace referencia al camino de Jesús, que es el camino de la Comunidad, en medio de los distintos conflictos a los que ya hemos aludido en aportes anteriores… es un camino con opciones, con rupturas, con novedades… camino que supone y exige un cambio de mentalidad, de acciones y actitudes para asumir a Jesús y para seguirlo… eso es lo que lo hace conflicto y crisis (v. 60)

 

– El gran conflicto está en que algunos/as discípulos/as No creen, esto es contrario al Espíritu que da Vida.

Ya se dijo que la estructura redaccional está centrada en el “entregar” y en el “No Creer”… esto se detecta en tres expresiones claves del texto: 1) v. 64b – Porque sabía desde el principio Jesús quiénes son los que no creen; 2) v. 66 - muchos de sus discípulos se volvieron a la anterior vida; 3) v. 70 – «¿No los he elegido yo a los Doce? Y uno de ustedes un diablo es.»…

En medio de estas tres expresiones se encuentra Pedro y las palabras de él… siguiendo las reglas de la interpretación según la estructura quiásmica y mirando el desarrollo de todo el evangelio en relación con los Doce y con Pedro nos llevamos una gran sorpresa… Para el cuarto evangelio Pedro representa a aquellos que dicen confesar un creer, pero su vida no representa lo que dice creer… por ello el marco general que cubre este mensaje: No creer – entregar a Jesús

Complemento de este mensaje que afirma estas palabras está en el capítulo 13 donde Pedro vuelve a aparecer, en medio de Judas, y donde el no hacer lo que dice Jesús, no aceptar lo que dice Jesús, no comprender la voluntad de Jesús es precisamente la traición y la entrega… así que desde aquí hay mucho para decir – para reflexionar – para descubrir como Palabra de Dios.

 

En el cuarto evangelio de los doce solamente se habla en estos versos 67 – 71 y luego en 20, 24 y en los dos casos se hace referencia a no fidelidad, sí entrega… traición.

 

– Queda entonces la pregunta por las palabras de Pedro:

vv. 68 – 69 « Señor, ¿A quién nos marcharemos? Tú tienes palabras de vida eterna, y nosotros creemos y sabemos que tú eres el Santo de Dios. »

Sin duda que éstas son verdad, así las “expresan” todas las comunidades cristianas, es la fe de todas… sin embargo, es de ahí de donde surge la gran denuncia que hace el cuarto evangelio, el que expresa el conflicto con las otras comunidades de origen pablo – petrino: dicen creer, pero no creen… Ahí es está el centro de todo lo que significa el Creer para el cuarto evangelio

 

 

3. Acercamiento Teológico – Pastoral – de Actualización

 

– El punto de partida de esta parte del aporte para el estudio del evangelio en esta oportunidad lo proponemos desde el Observar con cuidado las palabras que Jesús ha enseñado en este capítulo 6, esas son las que son Espíritu y dan Vida… en el poner en práctica “esta Palabra” es la que nos da la Vida.

 

Para ser coherentes en la reflexión desde el Discípulo Amado, y para no caer simplemente en una repetición hueca de esta afirmación que puede ser válida para todos los evangelios, hemos de ponerla en el contexto que ha nacido este mismo relato: el contraste entre distintas prácticas de comunidades de creyentes – cristianos… esto es un conflicto que marcó la fidelidad y el sentido del Creer.

 

Por ello hemos de preguntarnos: ¿En qué se centra la práctica, la vida, el testimonio de nuestra fe?... esta experiencia nuestra de fe ¿es distinta y entra en conflicto con otras expresiones de fe de cristianos/as?... si hay conflicto ¿cuáles son las razones de esa diferencia y conflicto?... ¿qué implica y cuáles son las consecuencias de esas diferencias?... (muchas veces los jóvenes nos critican a los adultos y afirman que no creen porque eso es lo que no expresamos en la vida).

Preguntémonos si esas diferencias tiene que ver con: ¿Qué dicen nuestras prácticas de fe al mundo, a quienes nos rodean?... ¿son nuestras prácticas de fe generadoras de conflicto y/o contraste frente al estilo de vida y modelo de sociedad que se propone?, ¿nuestras prácticas de fe contienen y expresan anuncios de justicia para la vida personal, comunitaria, eclesial, social, ecoambiental que son distintas a las prácticas de otras comunidades cristianas?... o ¿será que nuestra fe se limita a reconocer que hay un ser superior y le dedicamos “unos minutos a la semana” para estar en la eucaristía y con ello expresar nuestra fe?

 

– “La gente no cree en lo que profesa creer” san Esteban Harding… ¿Qué es adorar a Dios?... ¿desde dónde se realiza esta acción?, es decir, ¿con cuál mentalidad?, ¿con cuál sentido e intencionalidad?, ¿con cuáles implicaciones y consecuencias? … ahí es donde está el Espíritu y la Verdad (Jn. 4)

Pedro representa no sólo a una persona, representa a los doce, representa una forma de ser comunidad… recordemos el contexto de conflicto entre comunidades cristianas en las que vive la Comunidad del Discípulo Amado… Entonces no basta decir que creemos en Dios, puesEntregar/traicionar a Jesús es al mismo tiempo No Creer y esto lo expresamos en la vida diaria, en el proyecto personal de vida, en el estilo de vida, en el proyecto de sociedad…

 

– La opción definitiva en medio del conflicto… ahí es donde juega la vida… ahí se concreta el Creer.

Es lógica la sorpresa y el rechazo de quienes se han acostumbrado a un “dios” hecho a la medida de su historia personal o como les han contado y enseñado, especialmente para quienes han reducido la fe a prácticas de oraciones, rezos, sacramentos, liturgias… mirar a Dios y adorar a Dios… en abstracto (hemos de volver a la riqueza que representan tradiciones monásticas, trapenses, etc. que nos enseñaron y enseñan sobre la contemplación de Dios)

 

– Ojalá no nos quedemos simplemente en resaltar las palabras de Pedro y decir que esa es la enseñanza verdadera, pues como hemos visto, esas palabras son precisamente para sostener que lo que se dice Creer, no es necesariamente verdad en la vida, como ya lo resaltamos en las palabras de san Esteban Harding (uno de los fundadores de la tradición cisterciense): “La gente no cree en lo que profesa creer”.

 

Renuevo mi confianza en la oración que nos une, nos aclara en las fuentes del proyecto de Dios en Jesús y nos anima a ser solidarios, a vivir haciendo el bien los unos a los otros/as.

Por ello mi abrazo de recuerdo y de cariño que renuevo cada semana

Feliz Semana, para todas y todos…

 

Dios les guarde.

Unidos en Jesús y en María; unidos en Jesús que es Señor de la Vida y en María que nos enseña a caminar discipularmente en seguimiento de Jesús.

César

 

La opción definitiva en medio del conflicto… ahí es donde juega la vida… ahí se concreta el Creer.

Es lógica la sorpresa y el rechazo de quienes se han acostumbrado a un “dios” hecho a la medida de su historia personal o como les han contado y enseñado, especialmente para quienes han reducido la fe a prácticas de oraciones, rezos, sacramentos, liturgias… mirar a Dios y adorar a Dios… en abstracto (hemos de volver a la riqueza que representan tradiciones monásticas, trapenses, etc. que nos enseñaron y enseñan sobre la contemplación de Dios)

 

Notas Humanas y Divinas. Dirige Leiner Castaño García cssr, todos los domingos a partir de las 6:00 a.m. en RCN radio 93.9 F.M. o por internet en www.rcnradio.com(http://www.rcnradio.com/content/notas-humanas-y-divinas)

Commenter cet article

Archives

Nous sommes sociaux !

Articles récents