Overblog Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog

Le blog de gmanzukula-alternatif-congolais.over-blog.com

Le blog de gmanzukula-alternatif-congolais.over-blog.com

Dans ce blog, il sera question de publier toutes les réflexions, articles, commentaires et opinions à caractère socio-économiques, politiques, culturels et religieux.


La comunidad revela el reino al aprender del perdon

Publié par Gabriel manzukula Mjrrdcongo sur 13 Septembre 2011, 17:59pm

Catégories : #Bible et Reflexion

Saludo fraterno y de solidaridad con el caminar de esta semana por la paz que está terminando en nuestro país… que la presencia y acción de cristianos en nuestro medio sea significativa y aportante en el horizonte de una paz que se centra en la construcción de la justicia centrada en el amor como nos lo enseñan los evangelios.

 

Antes de entrar en el aporte para el estudio del evangelio de este domingo permítanme alegrar y saludar la realización del III Congreso de Teología y Pastoral organizado por el Seminario Mayor de Bogotá y la PUB, realmente un aporte crítico y oportuno para la Iglesia, no sólo de la arquidiócesis de Bogotá, sino para la reflexión en este mundo occidental, ojalá estas palabras sean escuchadas en el sentido de la obediencia evangélica (quienes tengan la oportunidad de adquirir el libro de memorias del evento verán las riquezas a las que me refiero… desde aquí gracias a Andre Fossion; Jesús Andrés Vela y Manuel José Jiménez, los ponentes en el evento).

 

Este domingo se continúa con la lectura del capítulo 18 del evangelio de Mateo (18, 21 – 35) así que aquí algunas notas para el estudio, reflexión y preparación de los trabajos para la ERE, la Catequesis, la Homilía, la Oración personal y/o comunitaria y demás acciones tanto pastorales como socio-pastorales que de ahí deriven. Así que sugiero que se vuelva a leer el texto bíblico desde el inicio del capítulo 18 hasta el final de éste.

 

1. Acercamiento Contextual

 

Considero importante recordar la contextualización de esta sección del evangelio como inicio de la última colección doctrinal que se hizo el domingo anterior, así que les invito a que lo revisen… de esa contextualización quiero rescatar dos aspectos que escribí allí:

 

– Si se mira de cerca esta sección, más que mirar hacia afuera de la comunidad parece centrar su mirada dentro de la comunidad… es la formación centrada en lo que es y lo que vive una comunidad que ha reconocido a Jesús como Mesías y asume su proyecto, según los planes de Dios que están desde antiguo. Alcances y límites de la vida en comunidad, en esto se puede decir que está una de las vertientes centrales de esta colección doctrinal.

– Como trasfondo contextual es el sentido e intencionalidad del Proyecto del reino de los Cielos cuya centralidad está en hacer y vivir la Justicia como mensaje, como enseñanza, como camino, como realidad de la presencia del reino. Es una clave de lectura del Mesianismo que se hace de Jesús; es una para comprender el por qué del rechazo y apartamiento del templo y sus autoridades, así como de Jerusalén y lo que representa. Con este trasfondo hay un mensaje en el evangelio de este domingo que se aclara para la comunidad al poner un contraste entre dos posibles caminos: la ruptura de la unidad por querer hacer un camino individual; y la abundancia de oportunidades que nace por hacer el camino en comunidad… Así la Justicia tendrá mayor posibilidad.

 

Ahora bien, profundizando algo más en ese contexto para mirar el texto de este domingo sugiero tener en cuenta que:

– En ese mismo trasfondo de Comunidad que asume el Mesianismo en Jesús y, por tanto, la implantación del reino a partir de ella, también es importante relacionar el texto en continuidad con el “atar” y “desatar” que se ha recordado en el v. 18… y este unido a la comunidad que se hace una en Jesús (vv. 19 – 20) según el aporte de estudio del domingo anterior.

– El tema del perdón pareciera universal, es decir perdonar todo pecado (como se escuchan en la mayoría de explicaciones), sin embargo, al universalizar de esta manera el mensaje se corre el riego de diluir el interés central que parece tener el/los autor/es sagrado/s… y téngase en cuenta que hablo de pecado, no se ofensas como suele traducirse. En un aporte de estudio anterior hice referencia al tema del pecado en la tradición israelita que se simboliza concretamente en tres: esclavitud, comercio y ciudad… sin duda que este trasfondo religioso – cultural está detrás de la mentalidad e intencionalidad del evangelista, de hecho se percibe que el ejemplo que escribe en este relato tiene relación directa con el “comercio” a partir de las deudas. Aquí vale la pena preguntarse por lo concreto de la experiencia vivida por la comunidad en esa materia económica en circunstancias difíciles como las descritas de exclusión de las sinagogas y los barrios judíos, como de la sociedad en general y las consecuencias de vulnerabilidad que traía.

 

Sugiero que al pensar en este contexto se vuelva a leer el texto y se piense si aquí cabe todo pecado (universal) o si tiene una connotación concreta de posibilidad de vida, de subsistencia de quienes han sido condenados a la marginación… es por ellos a quienes hay que perdonar sus deudas para que puedan vivir… Desde aquí sugiero también mirar las condiciones de vida de las gentes en nuestras comunidades; mirar la situación en medio de condiciones de deuda delante de la banca; desde aquí mirar las maneras de solidaridad y compartir que se desprenden de circunstancias y condiciones de vulnerabilidad.

 

 

2. Acercamiento Literario

 

– Nótese, entonces,  el contexto económico y social que hay detrás del ejemplo… por ello una traducción del v. 21 como “perdonar ofensas” no es pertinente… se habla de pecado: y para la mentalidad semita a lo largo de la Biblia en el A.T. (que es la mentalidad de la comunidad mateana) el pecado se concretaba en acciones: Comercio – Esclavitud – Ciudad. Lo contrario de éstas son la solidaridad, el compartir, la unidad… el amor…

Insisto, muchas traducciones cambian la palabra “pecado” por “ofensa”… eso no es bíblico… no corresponde al sentido e intención del N.T., así se posibilita la manipulación del mensaje central del evangelio que mira a la resistencia económica frente a un mundo excluyente que se le enseña a reflexionar y a construir alternativas a partir del evangelio de Jesús. Y se manipula al servicio de un etéreo mensaje espiritualista de las ofensas…

 

– Postrarse, Paciencia y Compasión son tres palabras que se repiten varias veces a lo largo del relato. Las dos primeras hacen referencia a quien “peca” y la tercera se refiere a la actitud – acción de quien “perdona”… las dos parecen estar dentro de la comunidad como ya se dijo antes (se mira en el interior de la comunidad)… para establecer relaciones de este corte dentro de las personas y dentro de la comunidad se exige y se necesita un cambio de mentalidad… y esta es consecuencia de la enseñanza de Jesús, de su acción mesiánica, de la presencia del reino… La Compasión es la principal actitud de Jesús, la que revela el carácter de Dios.

 

– Así el contraste entre la Compasión y la actitud – acción de quien no perdona (v. 28) es lo que se pone en evidencia… pues esa actitud – acción no permite la vida, no posibilita la vida…

… Por esta razón es pareciera que se espera que el “señor” tome represalia; pareciera que se justifica el castigo o la venganza a quien se ha portado – actuado como no compasivo… y no está avalando esto el texto sagrado; el texto no dice tampoco que así actúa Dios, como un vengador y castigador…

En el contexto de la mentalidad del evangelio y del evangelista, la expresión indica lo que le sucede a una comunidad que no aprende a perdonar las deudas… ahí no hay comunidad, ahí no está Dios… lo que es fundamental son las condiciones y posibilidades para que haya vida (por ello lo que se persigue es la exclusión)

 

– La venganza era válida dentro de la tradición del Templo y de Jerusalén… la medida del “ojo por ojo…” era contabilizada para cobrar justicia, eso es lo que refleja la pregunta de Pedro (v. 21); así, la respuesta de Jesús se presenta como una alternativa totalmente nueva, inimaginable (no olvidar que buena parte del juego de las matemáticas nace en esta región del mundo, así que las simbólicas y significados son claves para comprender lo que está “detrás” de lo que se escribe.

El perdonar no era ni siquiera un derecho de Dios (menos hacía parte de la imagen que se tenía de él), se esperaba que Dios castigara y aplicara “justicia” según la medida de cada pecado… pero con Jesús el perdón se hace la medida, aquello que es impensable porque no estaba preparado el corazón para esto, además, el perdonar era considerado una humillación, ahora esta actitud – acción se hace la medida de Dios (y no cualquier perdón, es el perdón sin límite).

 

 

3. Acercamiento Teológico – Pastoral – Actualizador

 

– Al escuchar argumentaciones que existen hoy a favor de una lectura interpretativa del “dios” que cobra nuestros pecados, uno de los textos que suelen ser recordados es éste, el de la de venganza vv. 35 (en perspectiva de un moralismo centrado en la condena – exclusión)… pero ya está dicho que en el contexto general del evangelio y en el texto mismo no es así… Hoy, muchas personas, por la lectura moralizante de este pasaje siguen sufriendo, viven esclavizadas, no experimentan la liberación que surge del amor de Dios… se sigue predicando el temor al castigo y la condenación eterna.

 

No hay nada más liberador y más exigente que el amor-perdón gratuito y sin límite. Como el de Jesús… No es cuestión de un moralismo que sopesa las culpas, es cuestión de cambio de mentalidad; es cuestión de mirar el pecado, el error la falta de otra manera. Mirar desde el ámbito de la Compasión.

 

Pero aún más, no olvidar el contexto económico – cultural – religioso que está detrás del ejemplo en el evangelio, de ahí que hemos de mirar ejemplos concretos en el interior de nuestras comunidades que tengan que ver con estas perspectivas… pues se mira el pecado como “espiritual” y no se contemplan las situaciones económicas, culturales y religiosas que hacen distintas y diferentes las posibilidades de vida… ¿en ellas estamos atentos/as a liberar?...

 

– Hoy se observa que en comunidades cristianas, en las relaciones de pareja o de familia, en muchos escenarios de las elaciones humanas pareciera que el reconocer el pecado autorizara las actitudes y/o acciones de venganza. No hay nada más liberador y más exigente que el amor-perdón gratuito y sin límite hacia todo y hacia tod@s. Como el amor-perdón de Jesús.

 

Claro un amor-perdón en medio de la reparación y la restauración cuando aquello que se mira es lo que daña la vida, lo que no posibilita el caminar en la justicia.

 

– Otra lectura que se puede hacer del evangelio es desde la perspectiva de la Gracia; Dios se expresa en gracia y en una gracia que se hace concreta, en el caso del evangelio de este domingo es frente al problema de las deudas… cosa que todavía es impensable hoy entre nosotros/as… Hemos de aprender a ver la gracia en lo concreto de la economía, de la política, de la cultura… … …

 

Va mi abrazo fuerte y de cariño.

Dios les guarde.

Unidos en Jesús y María, unidos en el Jesús que es Señor de la Vida.

César

 

La venganza era válida dentro de la tradición del Templo y de Jerusalén… la medida del “ojo por ojo…” era contabilizada para cobrar justicia, eso es lo que refleja la pregunta de Pedro (v. 21); así, la respuesta de Jesús se presenta como una alternativa totalmente nueva, inimaginable (no olvidar que buena parte del juego de las matemáticas nace en esta región del mundo, así que las simbólicas y significados son claves para comprender lo que está “detrás” de lo que se escribe.

El perdonar no era ni siquiera un derecho de Dios (menos hacía parte de la imagen que se tenía de él), se esperaba que Dios castigara y aplicara “justicia” según la medida de cada pecado… pero con Jesús el perdón se hace la medida, aquello que es impensable porque no estaba preparado el corazón para esto, además, el perdonar era considerado una humillación, ahora esta actitud – acción se hace la medida de Dios (y no cualquier perdón, es el perdón sin límite).

Pour être informé des derniers articles, inscrivez vous :

Commenter cet article

Archives

Nous sommes sociaux !

Articles récents