Overblog Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog

Le blog de gmanzukula-alternatif-congolais.over-blog.com

Le blog de gmanzukula-alternatif-congolais.over-blog.com

Dans ce blog, il sera question de publier toutes les réflexions, articles, commentaires et opinions à caractère socio-économiques, politiques, culturels et religieux.


Luc 2, 1 – 14: ¡¡¡FELIZ NAVIDAD!!!

Publié par Gabriel MANZUKULA Mjrrdcongo sur 23 Décembre 2011, 13:40pm

Catégories : #Actualite

Este es mi saludo alegre, festivo y de gratitud para con nuestro Dios que nos recuerda cada año su encarnación entre nosotros y nosotras a través de Jesús y la experiencia de vivir su seguimiento discipular con el corazón y desde el corazón.

 

Así que feliz, muy feliz Navidad para cada uno y cada una de ustedes amigos y amigas, para mi familia, para con quienes comparto este caminar en el seguimiento discipular de Jesús junto con María.

 

Y en este saludo aprovecho para enviar un escrito de reflexión a partir del evangelio que se lee en la misa de medianoche (Lc. 2, 1 – 14)

 

Este es mi presente para ustedes en esta noche tan alegre y tan especial para la Iglesia Cristiana.

 

1. EN TORNO DEL CONTEXTO HOY

 

Quiero compartir la alegría de este tiempo Navideño; y aunque sé que para ustedes tiene particular significado e importancia, sin embargo, deseo expresar algunas de las Palabras por las cuales es para mí una alegría que debe ser compartida con ustedes que son personas cercanas de diversas maneras.

 

De un lado el ambiente festivo, fraterno, libre y hasta de simpleza que se percibe en las calles, en especial, en los lugares donde nos reunimos para compartir la preparación, la celebración, el camino hacia la Nochebuena que entre nosotros en el país se hace con la Novena de Aguinaldos. De otro lado, los sentimientos que despiertan en nosotros mismos, aflora la solidaridad con mayor fuerza; la alegría y las sonrisas por doquier; el deseo de transformación personal a partir de los momentos de reflexión – revisión que se realizan por esta época, redescubrir valores de familia y comunidad, entre otros… aunque no olvido un contexto de empobrecimiento y su cortejo de males que se percibe entre campesinos, aborígenes y pobladores de barrios marginales que percibimos en cada esquina de las mismas calles, así como de la mercantilización de la que ha sido objeto la fiesta navideña.

 

Pero una reflexión sobre este acontecer de alegrías y sonrisas, de las razones y motivaciones para que resurja este ambiente y actitudes, nos invita a mirar a Jesús… su vida, su mensaje – enseñanza, su vida resucitada y resucitadora. Desde aquí propongo leer el Evangelio de Lucas con el que se celebra la misa de medianoche (sugiero mirar la traducción y organización estructural en archivo adjunto).

 

 

2. ACERCAMIENTO CONTEXTUAL Y LITERARIO

 

La reflexión que quiero expresar en este saludo de Navidad tiene que ver con la descripción de los versículos 7 y 12 del texto lucano: “… y dio a luz a su hijo el primogénito, le envolvió en pañales y lo acostó en un pesebre...” y “… y esto les servirá de señal: encontrarán un niñito envuelto en pañales y recostado en un pesebre…”

 

El contenido y mensaje del texto es mucho mayor, pero por cuestión de espacio y de no desviar el propósito central de este texto me concentro en esos dos versículos, pues, como se ve en la narración, este contenido se repite dos veces en medio de dos tipos de actores/actrices distintos, y en medio de dos narraciones con circunstancias y lugar diferente… pero complementarios:

 

– Así entonces podemos ver la estructura literaria de esta manera:

vv. 1 – 3 – Introducción, presentación contextual socio – histórica (simbólica).

vv. 4 – 5 – Secuencia de consecuencia en contexto Cultural – simbólico

v. 6 – secuencia con una pista teológica, el cumplimiento…

v. 7 – Clímax de la narración en clave simbólica, teológica y de reflexión profética: el niño envuelto en pañales y recostado en un pesebre

 

v. 8 – Inicio de repetición de la narración en nuevo contexto socio – histórico (simbólico) y en medio de nuevos personajes – implicaciones y con ellas, consecuencias de este nacimiento: entre Pastores, fuera de la ciudad

v. 9 – Secuencia en contexto Cultural – Simbólico, Social y Teológico

v. 10 – Implicaciones del nacimiento del niño

v. 11 – Novedad de liberación – Cumplimiento en la llegada del “Cristo”

v. 12 – Señal de demostración de liberación: el niño envuelto en pañales y recostado en un pesebre.

v. 13 – Confirmación del anuncio: el ejército celestial canta.

v. 14 – Horizonte de sentido del anuncio de la liberación: teología y proyección socio – religiosa.

 

Veamos algunas reflexiones surgidas desde los ámbitos exegéticos y hermenéuticos para después hacer algunos apuntes de actualización y proyección socio pastoral y teológica:

 

– En estructura literaria como se aprecia en la organización del texto, y tomando básicamente los vv. 7 y 12 el centro de éstos está en los “pañales”.

Siguiendo los métodos de estudio exegético se puede concluir que la fuerza del mensaje que parece querer expresar las/los autoras/es sagradas/os está en los pañales (que por la mediación simbólica de pañal, me da la impresión que bien pudieron ser mujeres quienes incidieron en el desarrollo del relato). Creo, incluso que la centralidad de los pañales es mayor que los otros aspectos del texto: la figura del “su hijo primogénito” y el “lo acostó en un pesebre” o “temor”, “ángel” y “gloria”… todos estos adquieren relevancia significativa al entrar en contraste – complementación con los pañales.

 

– Pero veamos acerca de la importancia que descubro detrás de las palabras del relato. En el contexto de la época en que fue escrito (hacia el año 80 d.C. – siglo primero de la era cristiana): la comunidad cristiana animada y acompañada por este evangelio lucano se caracterizaba por ser de origen helenista y menos cercana a las tradiciones culturales y religiosas palestinenses, en el ámbito cultural y filosófico estaba en boga la discusión acerca de la diferencia entre la naturaleza humana y la naturaleza divina, pues se consideraba que las dos eran esencialmente contrapuestas, contrarias... Y esa discusión nacía por el conflicto de comprensión y mentalidad acerca de lo que es un dios (Dios), pues para los griegos – que influían a buena parte del imperio romano – dios es un ser trascendente, pero esta trascendencia comprendida como alejado de la naturaleza humana, alejado de este mundo y con una infranqueable posibilidad de acceso hacia el Olimpo de lo dioses; entre tanto, para la mentalidad y espíritu semita – bíblico nuestro Dios es el Dios de la historia, el que camina con el pueblo… es pues, el Dios de la cercanía, el que conoce la realidad de las personas y de la Creación, el Dios que invita a transformar condiciones de vida para que sea más humano y digno ese vivir y para ello se compromete con el género humano y con su historia; por tanto, el Dios de Israel como el Dios de Jesús, implica un modelo de persona que ha de construirse y que para su concreción y proyección se ha de realizar a través de unos perfiles de relaciones que tienen que ver con lo cercano y el entorno como lo es la familia, el ambiente y su medio, las personas cercanas, etc., así como, implica unos fundamentos para la estructuración de la sociedad en economía, política, cultura, modelos históricos, las mismas relaciones religiosas, etc… ya se podrán imaginar los conflictos que se suscitaban con un contexto donde la estratificación de la sociedad, la justificación de la esclavitud, y otras más eran consideradas como “normales” y válidas.

 

De otro lado, pensar en el Hijo de Dios al mismo tiempo que Mesías y éste Encarnado en un bebé era, algo así como una locura, en el marco de la discusión ya anotada (no dejar de observar que se unen tres títulos diferentes en esta afirmación, y que posteriormente se encuentran unidas en el desarrollo del Evangelio: Hijo – Mesías – Niñito). Bueno, con la expresión de “lo envolvió en pañales” y “envuelto en pañales” nos están sugiriendo y comunicando la realidad humana de la presencia divina en medio de su pueblo… así los autores (autoras?) bíblicos están tomando partido en la discusión: NO HAY DIFERENCIA ENTRE LA NATURALEZA HUMANA Y LA NATURALEZA DIVINA, pues la primera es obra creada por voluntad de la segunda “a su imagen y según su semejanza”.

 

Esta afirmación parece escandalosa aún hoy cuando se acepta y se reconoce como normal que lo contrario a lo divino es lo humano, que sólo Dios es perfecto y que lo humano es imperfecto… nada más falso en una antropología bíblica, en especial, a la luz de la Encarnación del Hijo. Bueno, hay aquí una base para realizar un acercamiento literario del contenido del texto, pero que no voy a profundizar en este momento, pues ya está bastante largo este mensaje – reflexión de Navidad, pero que considero importante de compartir como base para poder decir a ustedes: FELIZ NAVIDAD!!!

 

 

3. ACERCAMIENTO TEOLÓGICO – PASTORAL – DE ACTUALZACIÓN

 

Lo que sigue son algunas bases de conclusión de lo que implica Navidad… El texto de este evangelio sugiere cercanía e intimidad de Dios con la humanidad, un “subir”, un “levantarse”, un “devolver la dignidad” que ha sido negada; de otro lado, indica “rebeldía” como inconformidad con una realidad que es injusta tanto con esa dignidad en cada una de las personas, como con el proyecto mismo de Dios y, por lo mismo, implica organizarse para transformar esa realidad como es la enseñanza final de Jesús a través de la Comunidad… Hay que tener en cuenta que en el trasfondo de las palabras que he puesto entre comillas hay una unidad de sentido, e incluso cercanía en la raíz hebrea de la palabra original que indica la RESURRECCIÓN. Y es lo que parece indicar o inspirar la parte final del verso en Lucas donde se nos cuenta que “no tenían sitio en el alojamiento” (v. 7 d) y el de los pastores que dice: “vivían en los campos y durante la noche guardaban sus turnos de vela sobre su rebaño” (v. 8 c).

 

Así entonces, los pañales nos hacen referencia a la plenitud de la humanidad de Jesús, la condición humana más humilde y necesitada como la que inspira un bebé recién nacido… los pañales indican la condición humana por excelencia, sus necesidades y limitaciones, que al mismo tiempo, implica e inspira ternura, cariño, solidaridad, cercanía, calor de hogar… todos ellos factores que gracias a la práctica de la organización comunitaria sacan adelante la vida, mejoran las condiciones de esa vida, por ello se transforma la realidad del entorno para hacer posible el que haya esa “vida y vida en abundancia” (Jn. 10, 10).

 

En últimas, encuentro mucho de razones para vivir que hoy animan y orientan mi propia existencia, así como la de muchos creyentes. Navidad es tomar conciencia de nuestro llamado como género humano a hacer y realizar mejores condiciones de vida, de la luz y guía o camino que el Dios de Jesús nos ofrece para que esas condiciones de vida estén regidas por la Justicia en equidad, la verdad como transparencia de intereses e intencionalidades, y el amor como sentido, que como experiencia práctica se dirige hacia el bien y búsqueda de lo mejor para todas y cada una de las personas, así como con la Creación toda…

 

Hay tanto por decir todavía, el corazón me impulsa a decir más, pero por ahora baste este texto para expresarles a ustedes, desde lo profundo del mensaje salvador – liberador de Jesús, desde este llamado a la liberación y transformación de la realidad hacia condiciones de vida en dignidad, desde la cercanía de un Dios que nos invita a la organización solidaria en Comunidades para conseguir esas mejores circunstancias de vida para todas y todos, desde la ternura y calor de hogar como clima de celebración de esta fiesta, desde aquí pues, les escribo para decirles de todo corazón y con todo mi cariño:

 

FELIZ NAVIDAD!!!

 

Mi abrazo de recuerdo y de cariño.

Abrazo alegre por la llegada de esta nueva Navidad, encarnación de Dios

Dios les guarde.

Unidos en Jesús y en María; unidos en Jesús que es Señor de la Vida y en María que nos enseña a caminar discipularmente en seguimiento de Jesús.

César

 

Así entonces, los pañales nos hacen referencia a la plenitud de la humanidad de Jesús, la condición humana más humilde y necesitada como la que inspira un bebé recién nacido… los pañales indican la condición humana por excelencia, sus necesidades y limitaciones, que al mismo tiempo, implica e inspira ternura, cariño, solidaridad, cercanía, calor de hogar… todos ellos factores que gracias a la práctica de la organización comunitaria sacan adelante la vida, mejoran las condiciones de esa vida, por ello se transforma la realidad del entorno para hacer posible el que haya esa “vida y vida en abundancia” (Jn. 10, 10).

Commenter cet article

Archives

Nous sommes sociaux !

Articles récents