Overblog Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog

Le blog de gmanzukula-alternatif-congolais.over-blog.com

Le blog de gmanzukula-alternatif-congolais.over-blog.com

Dans ce blog, il sera question de publier toutes les réflexions, articles, commentaires et opinions à caractère socio-économiques, politiques, culturels et religieux.


Oración – justicia – búsqueda persistente de justicia – venida del Hijo del hombre

Publié par Gabriel MANZUKULA Mjrrdcongo sur 12 Décembre 2013, 13:02pm

Catégories : #Bible et Reflexion

Desde el caminar cotidiano en el seguimiento discipular de Jesús a través del caminar en Comunidad va mi saludo fraterno y de cercanía para cada uno y cada una de ustedes… un caminar atravesado por muchas circunstancias y realidades que han de servirnos para “abrir los ojos”, leer con ojos de fe la realidad y caminar según el plan de Dios… Ofrezco una disculpa por la tardanza en el envío de este aporte para el estudio del evangelio, esta semana ha sido muy corto el tiempo…

 

Cada semana tengo motivos para agradecer por sus escritos y comentarios, por sus aportes y sugerencias. Quiero agradecer de manera especial a Remo Segallasm, porque hace una corrección fraterna para el manejo de la versiones en el texto, buen aporte exegético apreciado Remo.

 

“El camino hacia Jerusalén” (figura simbólica en este evangelio lucano) nos lleva este domingo a una nueva enseñanza/contraste para la Comunidad escritora del evangelio y para nosotros/as hoy… la relación Oración – Justicia en medio del hacer tiempo en espera/desesperanza para se realicen las expectativas y anhelos de la justicia. Leemos y celebramos Lc. 18, 1 – 8, aquí ofrezco algunos aportes para el estudio, veamos:

 

1. Acercamiento Contextual

 

– Aparece en el relato un trasfondo, que pocas veces tenemos en cuenta en el estudio del evangelio y, aún, en medio de nuestras realidades: la espera… espera como ser pacientes y confiar en los tiempos de Dios (la sociedad del inmediatismo de hoy pareciera que no nos deja la posibilidad de pensar en ello y aprender a dar tiempo; deseamos pronta respuesta a lo que queremos o esperamos, y/o anteponemos nuestras urgencias a la realidad de los procesos para que se concreten, ver p.ej. en el proceso de paz en Colombia, como desde el presidente, pasando por políticos, los del poder [económico, militar], los periodistas que hacen eco a los poderosos, etc. quieren que se firme la paz ya… ¿Y la justicia?, ¿Y el asimilar todas las muertes, tragedias, desconfianzas? ¿Y los años de lucha fratricida? ¿Y el escucharnos y el construir conjunto?... … … hay detrás de todo ello muchos intereses…, así como nuestros propios intereses hacen que deseemos que nuestros propios proyectos y esperas concluyan rápidamente).

 

Pues bien, ubiquemos contextualmente algunas de las circunstancias de “espera” que parecen estar en el trasfondo de este relato:

·   Lo primero, la espera tiene por trasfondo la esperanza, el creer, la actitud positiva, el confiar… este parece ser un llamado que se hace a la Comunidad, sea porque está en crisis de esperanza, sea porque se necesita fortalecer la espera.

·   Según la mayoría de estudios, la crisis de la “parusía” estaba generando condiciones y actitudes de desesperanza y hasta de desespero por parte de algunos/as en la Comunidad (recordemos que la parusía es la “segunda venida de Jesús”, y que me perdonen los teólogos por esta reducción un tanto simplista del tema), en todo caso, parece que por aquellos años en que se escribe el evangelio (80’s?), en que existe ya una tercera generación de cristianos/as, en que estaban muriendo quienes conocieron a Jesús, en que arreciaban los señalamientos, rechazos, condenas, exclusiones (como ya hemos anotado por parte de la sinagoga) y, además, el inicio de las persecuciones contra las Comunidades, en medio de estas circunstancias parece entrar en crisis la espera. Hay, detrás del texto, cierta tensión debido a la espera de la venida del Señor (cfr. vv. 7 – 8). En un contexto de persecución, con mala intención… (cfr. vv. 33 – 36)

·   La plenitud de los tiempos era esperada (anunciada) como inminente, de ahí el regreso de Jesús, la instauración definitiva del reino… pero fueron pasando los años y esa plenitud no llegaba (ya iban por la tercera generación)… y las condiciones de vida de las Comunidades y de los cristianos cada vez era más crítica de cara a las sinagogas y al imperio… de ahí la importancia de la enseñanza acerca de la espera (enseñanza para la Comunidad Lucana y para nosotros/as hoy).

– En este relato se recogen (pareciera que a manera de síntesis) algunas de las enseñanzas anteriores que están presentes en “palabras” que se van convirtiendo en símbolo: Orar, temor de Dios, Justicia, Preparar/Disponerse para lo que viene (persecución/muerte), de todas ellas ya se ha venido hablando a lo largo del evangelio y se descubre, luego, que así aparece más adelante en el misto evangelio: Una relación muy interesante entre este texto y el contexto de 21, 36…

 

La inquietud que también parece reflejarse detrás de estas palabras es por la experiencia de fe como realización de la justicia, la persistencia en ella, la oración como fuente de la experiencia de fe y acompañante en la instauración del reino… a diferencia de otras expresiones religiosas (de la sinagoga y de los templos de las religiones locales en el mediterráneo) que se centraban en cultos, adoraciones y alabanzas a sus dioses, pero que no tenían relación con la justicia.

 

Así, lo más importante, según el texto, es una oración que está unida a la incansable lucha por alcanzar la justicia (no se puede quedar solamente en una reflexión sobre la oración, oración abstracta y aislada de estas realidades.

 

2. Acercamiento Literario –Contextual

 

Haciendo una rápida mirada sobre la estructura redaccional del relato podemos apreciar:

·   (Un contexto clave: 17, 33 – 36 – condiciones de exclusión, persecución, pero también experiencia de fidelidad para instaurar el reino)

·   v. 1 – Introducción del relato… señala claramente una enseñanza en relación con dos aspectos claves en la oración: “siempre” y “no desfallecer”… es lo que se muestra en la parábola.

·   v. 2 y 3a – Presentación de los protagonistas del relato y clarifica la condición, actitud y representación que cada uno encarna.

·         v. 3b – El reclamo… el clamor, según la tradición bíblica… salta a la vista para un lector consciente, que la oración no se refiere solamente a la alabanza o a la adoración a Dios o al culto debido a Él, como era la costumbre (aún hoy hay ciertos grupos y movimientos que reducen la fe a esto); sino que la oración está en relación directa con el lograr o alcanzar la justicia.

·   vv. 4 – 5 – Contienen el nudo de la narración… centrada en el juez… él hace la justicia, no por amor o por conversión, sino por conveniencia… pero, aún así, la mujer viuda alcanza su objetivo… actitud clave: identificar aquello que es lo que se hace “molestia” y “fastidio” para el juez injusto.

·   vv 6 – 8a – Lectura interpretativa del mensaje/enseñanza de la parábola… también centrada en la justicia…

·   v. 8b – Una conclusión con otra novedad temática… la espera…

Así entonces, Oración – Justicia – Espera se convierten en una triada en el mensaje/enseñanza…

Y otra triada: Justicia – Fe – venida del Hijo del Hombre

– Al observar el texto de la traducción y organización redaccional del relato (que va en archivo adjunto) se puede apreciar justamente tres centros temáticos claves del relato y que se constituyen en el entramado narrativo: a) la oración, que además está en contraste con la “otra” oración que está unida al culto, a la pureza moral, a la doctrina de la retribución (18, 9 – ss); b) la situación de conflicto por la justicia (17, 33 – 36 y 18, 3 – 5), la justicia aparece cuatro veces señalada; y c) la justicia representa a la Fe – la venida del Hijo del Hombre – es señal de perseverancia…

 

Es importante detenerse para percibir, descubrir y hacer explícito el contraste – conflicto con las formas de expresión religiosa del entorno… es una crítica a la reducción cultual, a la reducción de la fe a la mirada hacia Dios solamente… era el tipo de religión que proponía la sinagoga/templo, la religión del imperio y las religiones locales del mediterráneo… de esta manera, en esa evasión de la realidad por causa de una fe, una oración, un culto que sólo mira y se dirige hacia Dios/dios, se termina justificando el sistema imperante y la fe deja de ser un camino de constitución de alternativa (en especial hacia la justicia)… así la oración presentada en este relato es otra expresión de la opción por los pobres.

 

– Otra triada que se puede apreciar en el relato es relación entre Orar – Justicia – Clamor (yendo como la viuda, es decir, actuando constantemente, sin desfallecer para lograr la justicia… permaneciendo constantes en esa acción)… esa es la fe esperada: para cuando “viniendo el Hijo del Hombre”…

 

– Los dos protagonistas representan los dos extremos de la sociedad de la época: Juez, con poder, puede decidir sobre la justicia… pero es injusto (corrupto) y decide según su conveniencia.

La mujer es, además, viuda… representa a los más pobres e indefensos, así se reconoce a lo largo de toda la escritura; de una parte, las viudas estaban marginalizadas del acceso a los bienes y al sustento y, de otra, o mejor, por causa de lo anterior, la mujer dependía del hombre para vivir (en algunos casos no era así, pero eran mujeres de familias ricas y de otro nivel socio – cultural)… Ella, la viuda, en este relato, muestra su constancia, permanencia, “no desfallece” (v. 1); así ha de ser la oración… pero nótese que su constancia no se realiza en el ir al templo o a la sinagoga a rezar, sino que su oración se constituye en el no desfallecer por alcanzar la justicia.

 

– La Oración, el Orar es una actitud y acción de Jesús que aparece varias veces en el evangelio (3, 21; 6, 12; 9, 18. 28; 11, 1; 21, 36; 22, 44 – 45)… de hecho, Lucas es el evangelio sinóptico que más veces retoma el tema de la oración… este mismo relato prepara el contraste con la oración entre fariseos y publicanos…

 

La enseñanza sobre la oración, su forma y sentido está puesta en el relato en cabeza de la mujer viuda, aunque de ella no se dice explícitamente que orara… es la actitud, es la acción, es el sentido de su búsqueda, es la confianza y esperanza… un camino de oración, así que no aparece un mirada superficial sobre la oración (como aún hoy se reduce según lo señalado antes).

 

v. 3b – "¡Hazme justicia de mi adversario!" son las únicas palabras expresadas por la viuda en el evangelio… ¿Qué representan esas palabras? ¿A quién representa esas palabras?... ¿Cuántos/as hoy hacen el mismo reclamo y son como las viudas?... ¿Qué es y cómo es ahí la oración?

vv. 4 – 5 – Indican que la actitud de la mujer fue de perseverancia y persistencia… no violencia, no buscó intermediarios, pero el pedir justicia incesantemente se hizo signo de desafío y hasta de “amenaza para el juez injusto”… de hecho la palabra "hypopiadzein" (fastidie) expresada por el juez significa temor por quedar señalado ante los ojos de todo el pueblo, en especial entre quienes están a su alrededor… temía que eso pudiera pasar… y todavía más.

 

– Profundizando en lo  que dice el v. 5 – «… por causa de las molestias que me produce esta viuda, haré justicia a ella para que no venga continuamente y me fastidie." »

Esta es la estrategia de la mujer viuda… esta es su forma de lucha; en cuanto que no tiene dinero, ni tiene poder político, económico, militar, ni religioso, sin embargo, en su persistencia en la lucha por la justicia, en su constancia  no desfallecer, ahí está su poder, ahí está el poder de la oración… una actitud y una acción que terminaba por fastidiar al juez (no olvidar que el término que se usa en griego para decir del fastidio producido, indica en esa época, que afectaba los intereses del juez, así que también hace caer en la cuenta que le genera rechazo hacer justicia, y, sin embargo, por causa de la persistencia/perseverancia de la viuda, el juez decide hacer justicia para ella… Recordar el relato de Lc. 16, 1 – 13 que enseña precisamente que hacer ganar la conversión es lo que hace gana un lugar en la morada eterna (cfr. aportes para el estudio del evangelio del pasado 22 de septiembre – 25º Domingo T. O.)

 

Esta enseñanza que proviene de la mujer viuda no parece “correcta” como actitud de un/a cristiano/a hoy, según las buenas maneras y costumbres, pues indica molestar, incomodar, … hasta lograr que se realice la justicia… y esa es la oración querida por Dios… Una oración que se hace en el marco de alcanzar la justicia que se realiza con firmeza y sin desfallecer.

 

vv. 6 – 8 – Aparecen asociados a la esperanza escatológica… se unen así oración – justicia – lucha persistente hasta lograr la meta – esperanza… (cfr. 17, 20 – 37)

 

De esta manera el evangelista está dando una respuesta alternativa a la espera que se suscitaba de cara a la parusía en aquellos años… se transforma la clave de mirada de la llegada inminente de Jesús por una esperanza en el cumplimiento de la llegada del reino… de una mirada inmediata y centrada en Jesús como personaje que retoma su cuerpo antiguo, pasa a una esperanza en Jesús presente a través del proyecto cotidiano de la vida que se realiza en la justicia… en la vida de comunidad… en la transformación de los valores que eran comunes en el mediterráneo… es la gracia de Dios para hacer vida y generar vida… de ahí el vínculo de regreso del Hijo del Hombre… vínculo con la fe esperada porque no desfallece para hacer realidad el proyecto del reino.

 

Con una novedad adicional marcada por un interrogante: ¿hallará la fe sobre la tierra?, ahí el valor de la pregunta apunta, no solo a la oración perseverante en una acción por la justicia, sino que además pide tener plena conciencia de lo que este cambio representa de cara a una visión religiosa tradicional como se explicó más arriba…

 

No desanimarse en medio de la persecución, el rechazo, el señalamiento, la exclusión y la invisibilización que era parte de la situación que vivían los/as discípulos/as y la comunidad. Toda la experiencia vivida y narrada en este texto es representación y camino de posibilidad de la instauración del reino de Dios… una actitud que se aparta de una fe fatalista y conformista y asume una actitud activa de lucha por la transformación, combativa y persistente a favor de los derechos de las personas excluidas y empobrecidas.

 

La espera a la que se refiere el v. 7, espera que puede ser entendida como la ansiedad y/o crisis en la Comunidad y en los/as discípulos/as por causa de la Parusía… ahora parece indicar la espera a que cambie el corazón, la actitud, las prácticas de manera que encarnen la búsqueda de la justicia sin desfallecer; también puede ahora representar la espera en la instauración del reino según el plan de Dios y no según las interpretaciones que se acomodan a la cultura o a intereses de una mirada religiosizada… esa espera es verdaderamente esperanza, esperanza de una fe que va encarnando la llegada del Hijo del Hombre.

 

Lucas muestra a Jesús orando en todos los momentos decisivos de su vida
 y enseñando a orar, para que quien le escuche comprenda que Dios está a su lado y de su lado… Dios toma partido a favor del más necesitado, de quien le es negada la justicia, la posibilidad de la vida, para hacer camino de vida… ahí la oración es la compañera y sustento, para no desfallecer y confiar en la realización de este proyecto de Dios.

 

3. Acercamiento Teológico – Pastoral – de Actualización

 

Quizá nos resulta más fácil unir fe y sacramentos, fe y actos de piedad, fe y religión, sin duda serán las relaciones que más se escucharán en predicaciones y catequesis, en oración personal o comunitaria… pues son producto del contexto religiosizado y reduccionista de la fe en el que vivimos…

 

Quizá no unamos con frecuencia fe y justicia, fe y lucha persistente por alcanzar la justicia, justicia y paso de Dios (revelación), y, en ello hacer sentido de nuestra oración… Quizá necesitemos convencernos de que lo fundamental de la fe es la justicia, y justicia como camino de instaruración del reino…

¿Encuentra Jesús esa fe con ansia de justicia en nosotros/as?

 

– Los descubrimientos en este estudio del texto; las implicaciones y consecuencias derivadas de las experiencias en el caminar de fe vividas y asumidas por la Comunidad Lucana han de ser un referente de contraste con nuestro propio caminar de fe hoy… contraste en todas y cada una de las dimensiones que se van anotando en el acercamiento a cada aparte del relato… de manera que la contemplación de esta Palabra revelada se haga realmente camino y guía para nosotros/as hoy.

 

Con base en cada uno de los aspectos señalados en relación con oración – justicia – búsqueda persistente – fe – venida del Hijo del Hombre ha de ser una guía de reflexión de nuestra fe, de nuestra comprensión y de nuestras prácticas en los niveles: personal, comunitario/eclesial, social y ecoambiental…

 

– Como aporte para la reflexión:

 

No hacer un juicio crítico de la oración que expresa una fe según el reino, puede llevarnos a ciertas prácticas, actitudes y justificaciones como éstas (se pueden poner otras figuras que indiquen este juicio crítico, por ejemplo cuando se recibe dinero injusto “para servicio de los pobres” como se ha hecho mención en aportes recientes):

 

Imágenes integradas 2

 

 

Una lectura de los movimientos sociales que hoy se suceden a lo largo y ancho de América Latina… (¿Y la Iglesia qué dice de éstos?, nosotros/as como Iglesia ¿qué decimos de éstos?, ¿Ahí, en estos movimientos sociales que buscan la justicia, está nuestra oración, nuestra fe?)…


Imágenes integradas 1 

 

 

La toma de conciencia se realiza paso a paso… hemos de hacer el camino…

 

Imágenes integradas 3

 

 

Renuevo mi confianza en la oración que nos une, nos aclara en las fuentes del proyecto de Dios en Jesús y nos anima a ser solidarios, a vivir haciendo el bien los unos a los otros/as y, por el bautismo, nos constituye en comunidades que trabajamos por transformarnos en mejores seres humanos, transformar el entorno,  la realidad, a las relaciones con el medio desde la perspectiva reverencial de la Creación en justicia y según el amor de Dios y transformar las relaciones con el mismo Dios.

 

Por ello mi abrazo de recuerdo y de cariño que renuevo cada semana

Unidos en Jesús y en María; en Jesús que es Señor de la Vida y en María que nos enseña a caminar discipularmente en seguimiento de Jesús.

Dios les guarde.

 

César

 

Notas Humanas y Divinas. Dirige Leiner Castaño García cssr, todos los domingos a partir de las 6:00 a.m. en RCN radio 93.9 F.M. o por internet en www.rcnradio.com, ir al link de programas, allí aparecen las fotos de todos los productores(http://www.rcnradio.com/programa/notas-humanas-y-divinas/notas-humanas-y-divinas)

Commenter cet article

Archives

Nous sommes sociaux !

Articles récents