Overblog Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog

Le blog de gmanzukula-alternatif-congolais.over-blog.com

Le blog de gmanzukula-alternatif-congolais.over-blog.com

Dans ce blog, il sera question de publier toutes les réflexions, articles, commentaires et opinions à caractère socio-économiques, politiques, culturels et religieux.


Perseverar en hacer Justicia es la Señal de la autoridad en el reino de Dios

Publié par Gabriel MANZUKULA Mjrrdcongo sur 12 Décembre 2013, 12:21pm

Catégories : #Bible et Reflexion

Saludo fraterno, saludo agradecido, saludo sin más palabras… para cada uno/a de ustedes, hermanos/as y compañeros/as de caminada.

 

He quedado sin palabras después de la avalancha de correos y saludo de parte de muchos/as de ustedes, de verdad gracias de todo corazón… quise responder a cada uno/a pero me desbordó el número de respuestas; por ello, desde aquí quiero expresar a cada uno/a mi gratitud con un “Dios les pague”.

 

Luego, del final del “camino hacia Jerusalén” aparece la enseñanza del contraste – conflicto entre proyectos de Dios/dios… empieza la hora final, pero no mirada desde la muerte, sino desde la novedad que implica y representa el reino de Dios instaurado por Jesús… un contraste que ha de asumir cada discípulo/a y la Comunidad… en este marco se lee y celebra este domingo con el relato Lc. 21, 5 – 19, y hemos de ubicarnos claramente en la diferenciación de “proyectos” para comprender la hondura de la enseñanza/mensaje que se desprende de éste; veamos algunos aportes para el estudio de este relato:

 

1. Acercamiento Contextual

 

– Ya estamos en Jerusalén, ya estamos en el templo, ya concluyó la etapa (y los relatos) del “camino hacia Jerusalén”, por ello es bueno retomar la lectura desde el inicio del capítulo 20 para ubicar el contexto de la temática que se desarrolla a continuación… ahí se retoma el tema de la autoridad de Jesús, una autoridad diferente de la asumida y ejercida por las autoridades del templo (bien vale este pequeño trabalenguas)…

 

Estos cambios de escenario y de protagonistas (el templo/Jerusalén y los principales sacerdotes del templo) ubica ahora el contraste – conflicto entre el Espíritu de Dios en Jesús con las fuentes de inspiración de la teología que sustenta la fe del sistema religioso del templo (y por extensión las religiones propias del mediterráneo) de manera que terminará por mostrar que dicha fundamentación está mal comprendida, no corresponde al Dios Liberador/Creador y que se pone al servicio del satus quo de quienes injustamente ostentan y ejercen el poder, ya sea poder religioso, político, económico o social… lo cual en definitiva será una de las causas que lo llevarán a la cruz y asesinato… y que Dios, Padre y Madre, no deja impune y sin respuesta, sino que la Resurrección (acto de rebeldía y de acción a favor de la vida y de la restauración de la dignidad) es su presencia y acción.

 

– Para complementar la ubicación contextual iniciada, es importante recordar tres claves esenciales que develan el contraste – conflicto entre Jerusalén/Templo (las autoridades) y Jesús y su movimiento (un nuevo sentido de autoridad, según el domingo anterior):

·   Las fuentes de la tradición religiosa de Israel, según Jesús y el movimiento de discípulos/as – seguidores/as suyos, habían sido tergiversadas, se había perdido su sentido original de liberación/salvación en favor de los pobres y habían terminado por justificar y ponerse al servicio del poder del imperio… de ahí, una parte del contraste – conflicto planteado por Jesús y presente en los evangelios como confrontación con estas autoridades… este hecho de entrar en discusión sobre las fuentes de la tradición era ya un tema de gravedad extrema, generador de crisis y de toma de posiciones y, por tanto, derivaba en consecuencias inesperadas e inimaginadas por discípulos/as y la Comunidad: el señalamiento, la descalificación, la persecución y la muerte en el nombre de la fidelidad a la tradición y en aplicación de la manera de comprender esa tradición (tal y como terminó siendo juzgado Jesús y su movimiento); pero de otro lado, la consecuencia desde Jesús y su movimiento es el desconocimiento de la autoridad de quienes la ostentan y el replanteamiento del sentido (espíritu) e intencionalidades que derivan de una relectura de la fuentes inspiradoras de la fe (que es lo que en últimas aparece contenido como doctrina propuesta y enseñada por los evangelios).

·   El sistema que representa el imperio como estilo de vida y como proyecto de sociedad al que hemos hecho referencia a lo largo de los aportes del presente año… sistema centrado en unas fuentes inspiradoras contrarias al espíritu Liberador/Salvador del Dios de Jesús: honor/vergüenza; pureza/pecado; relación patrón/cliente… Ahí se enmarca el conflicto – contraste con la autoridad de Jesús, autoridad que deviene de Dios, autoridad que revela el reino de Dios.

·   La apocalíptica… apocalíptica como movimiento religioso renovador de la fe que se instauró en Israel desde la época de los Macabeos (siglo II a.C.)… movimiento popular que hace un juicio, en el nombre de Dios, a la realidad presente por ser contraria a la voluntad de Dios, juicio que incluye a las autoridades que hicieron posible tal estado de cosas: religiosas y políticas… movimiento de resistencia de cara a la realidad presente y, por tanto, generador de nuevas experiencias que recuperaran la justicia y el derecho a favor de los pobres… apocalíptica como mentalidad y sistema de pensamiento que hace relectura de la tradición y muestra caminos alternativos para retomar la fidelidad al proyecto original de Dios… apocalíptica como expresión popular de sus convicciones de fe, según la relectura de las fuentes, por tanto aparece un lenguaje y una simbólica que les son propias y que no corresponden al lenguaje y sistema de comprensión propios de quienes están en el poder y en el sistema hegemónico

– No podemos dejar de lado el plantear, desde el inicio del estudio del relato, un contraste/diálogo desde la realidad y la experiencia de vida de fe en el aquí y en el ahora nuestro con la comunidad escritora y su contexto.

 

2. Acercamiento Literario – Contextual

 

– Empecemos por echar una ojeada sobre la organización estructural del texto que permite fundar las afirmaciones que se hacen en esta propuesta de estudio de profundización (para una ubicación literaria del evangelio invito a seguir este estudio junto con el texto que aparece en archivo adjunto que, además de la traducción, presenta una estructura literaria para la comprensión, trabajo realizado por su servidor):

·   20, 45 – 21 – 4 son un contraste que enmarca la experiencia de la Justicia que nace de la fe… desde ella se enmarca la verdadera autoridad: ¿Quién hace y vive la autoridad que engendra vida según la voluntad de Dios?

·   vv. 5 – 6 – Son el marco general del relato. Marco referencial de lugar y simbólico… simbólico en toda una amplitud que se presenta más adelante… marco en el que se enfatiza un final, una destrucción que prepara a la novedad.

·   v. 7 – Una pregunta pedagógica que permite el desarrollo del contenido del final y de la novedad: La Señal… prepara la reflexión en torno de la Justicia en medio de la persecución y la muerte… y la vida nueva…

·   La respuesta tiene tres ejemplificaciones de señales: 8. 9. 10 – 11; cada una con una conclusión de enseñanza: “No vayan detrás de ellos”; “pero no viene inmediatamente el fin” y, “del cielo señales grandes habrá”… posteriormente habrá una nueva respuesta con una conclusión de enseñanza (vv. 16 – 18) que representan un cierre quiasmico (literario – cultural) pero además, de confrontación con una nueva realidad: la persecución y rechazo de parte de los cercanos (familia y amigos), contraste – conflicto con una realidad que la hace más difícil pero cierta en el contexto de la época y aún hoy.

·   vv. 12 – 15 – Una expresión es clave aquí: “por causa de mi nombre” (que aparece dos veces en el texto), en ella se encierra el sentido y razón del clamor por la justicia, pues se denuncia la iniquidad de la persecución y muerte de la que empiezan a ser sujetos los/as discípulos/as de Jesús y la Comunidad… también será la razón de la esperanza, de la confianza en la acción de Dios.

·         v. 19 – Conclusión final y marco referencial de la enseñanza/mensaje que ofrece el relato… La Señal de la constancia/perseverancia como señal de salvación… es, por tanto, una invitación, un reto, un camino para la fidelidad en medio de la persecución y la muerte; es la reflexión en torno de la certeza de la vida que hay en Jesús y en el reino que Él instaura.

– El texto de este domingo (Lc. 21, 5 – 19) hace un desarrollo del contraste planteado en 20, 45 – 21, 4; suelo llamar a este tipo de contrastes como “bisagras” porque permiten establecer claramente los criterios para discernir con los ojos de Dios; y es en este marco en que encontramos el “discurso” de Jesús que se lee en el texto, es decir, un contraste lleno de claves para comprender el plan de Dios en la instauración del reino.

·   No podemos dejar de insistir que se ha llegado al final del camino, que ahora se está en Jerusalén y frente a frente con quienes han sido los contradictores de Jesús a lo largo del camino, podemos decir que es la hora de la verdad, es el momento de confrontar el Proyecto del Templo que representan las autoridades religiosas de ese momento de la historia y el proyecto del Padre que representa Jesús (ver aportes del conflicto de autoridad propuestos para el domingo anterior). Insisto en este contexto porque si se deja de lado terminamos hablando de un “tema” que no tiene nada que ver con el contenido del evangelio, sino con los intereses y visiones particulares acerca del “final de los tiempos” y, en verdad,  conservando el contexto literario se percibe que la intencionalidad del autor y la interpretación en el conjunto del evangelio va para otro lado que no es la “vida eterna”

·   vv. 12 – 15. 19 - Es la resistencia, el perseverar, el mantener la organización y la lucha por construir el reino la que conlleva a la salvación/liberación, aunque esto signifique la muerte, pues la muerte no es el final, pero ojo, lo importante es mantenerse fieles como contraste con las autoridades o con quienes creen que el Templo les podrá dar sentido a sus vidas… pero que ya no da ese sentido según el plan de Dios.

·   Los vv. 12 y 13 son claramente el centro de la estructura literaria al que se refiere el presente de tribulación, de donde se desprende un profundo mensaje de testimonio… testimonio en doble sentido: por la fidelidad en el seguimiento discipular que hace la justicia del reino; y por el entregar la vida por la causa, que es la causa de Jesús (su nombre). No olvidar, tampoco, que este es un texto apocalíptico, y la apocalíptica no habla del futuro, sino del presente, del sentido en que se debe comprender y asumir ese presente que puede ser de persecución y muerte.

– La relación Apocalíptica – Resurrección – Justicia está en el trasfondo del entramado de esta parte del relato en Jerusalén, y la ciudad como símbolo de un proyecto en el que está involucrado el templo es un escenario narrativo que en sí mismo representa un contenido, un mensaje, una enseñanza; veamos ese escenario:

·   Final del camino, camino de la justicia de Dios realizado con tres tipos de oyentes – los/as oyentes de los que hemos hablado desde el capítulo 14; camino que va descubriendo el sentido y las prácticas en torno del reino;

·   En Jerusalén una teología, un poder, unas tradiciones que, por lo demás, son juzgadas como contrarias a la voluntad de Dios;

·   Unas acciones de contraste entre quienes tienen poder y quienes no lo tienen de cara a la comprensión de Dios y de su Proyecto (cfr Lc. 20, 45 – 47 comparado con 21, 1 – 4, lo que ya he dicho que llamo “bisagras”, que también encontramos, por ejemplo, en Hch. 4, 32 – 5, 11);

·   Hay unos intereses en juego, los intereses económicos, sociales, políticos, religiosos de quienes tienen autoridad y que gobiernan el templo y sobre el pueblo en contraste con los intereses del proyecto de la justicia de Dios;

·   En este contexto se puede hacer la pregunta: ¿Quiénes y por qué acceden a la resurrección y a la vida? Y se hace la pegunta porque el presente es de un conflicto que lleva a la persecución y a la muerte;

·   No dejar de lado el contexto de quienes escuchan este evangelio que pertenecen a dos niveles geográficos, de historia, de cultura, de imaginarios, pero que les une y representan una misma esperanza: la Justicia (sólo que deben aprender de la justicia de Dios, según su plan, según sus criterios, según sus principios de vida… y esto es lo que han ido descubriendo y aprendiendo en el seguimiento del camino, pero que ahora es el momento de la definición, estamos al final… aquí verán, conocerán, aprenderán y serán invitados a asumir, de verdad, lo que este camino significa e invita);

·   En el contexto de una mentalidad apocalíptica creer implica Esperanza en la intervención de Dios para transformar la realidad que se está viviendo; Resistencia contra la injusticia en acciones y proyectos de quienes ostentan y representan los poderes; Organización para restablecer la justicia, pues no se trata simplemente de “cruzarse de brazos” y esperar su actuar; Juicio político sobre la realidad que han construido quienes tienen la autoridad y el poder y no han realizado la justicia, sino que han empobrecido a muchos mientras ellos se enriquecen

Según autores como Richard, Mesters, Alegre, Aguirre, éstas son las claves de comprensión de la apocalíptica en aquella época… es muy diferente al imaginario del fin del mundo que se escucha con frecuencia hoy, es un nuevo anuncio de la llegada de la posibilidad de la Vida [vida en abundancia] pero que hay que construir desde el plan de Dios y según sus principios, lo cual trae persecución y muerte, pero que no queda ahí. En definitiva la muerte que infringen los de la injusticia no es una muerte definitiva, pues su proyecto no engendra vida, la Vida está en el Dios de la justicia centrada en el amor.

 

Con todo lo anterior es perfectamente posible deducir que no se trata de un relato de lo que será “la otra vida”, sino que indica el presente, la situación de tensión, de crisis, de momento de opciones y de acciones, aquí se juntan apocalíptica – resurrección – justicia.

 

– Así que el “final” del que habla el relato, no es como tradicionalmente se ha concebido en una clave mitológica que pone esta vida como una “prueba” para llegar a la otra vida que se refuerza con la idea del premio y del castigo… nada más alejado del texto y del horizonte de sentido que se ha reflexionado a largo de estos meses… El final del que aquí se habla tiene que ver con el sentido por el cual entregar la vida, luchar, vivir, construir en conjunto, caminar al lado de Jesús y los/as de la comunidad… en definitiva es lo que implica la propuesta e invitación de asumir el plan de Dios a través del Proyecto de Jesús. Aquí se puede pensar en quienes escuchan este mensaje y se encuentran bajo la influencia del imperio romano, o el decidir sobre a qué proyecto entregar la vida…

 

Es posible que la idea de “mejores” cultos, ritos, celebraciones, así como la confianza que despertara las grandes construcciones como el Templo desviaran la mirada sobre el sentido e intencionalidad de Dios y de su proyecto; es posible que por preocuparse por ello más que por la justicia desde la compasión se creyera que así se le rendía culto a Dios; es posible que el mirar sólo a Dios haga olvidar a las personas en concreto que les rodeaba, o que se descuidara la Creación toda por preocuparse de “las cosas de Dios”… es un juicio crítico sobre la realidad y sobre la mentalidad con la que se asume y se vive la religiosidad y su impacto sobre la realidad… pienso que estas críticas están detrás de las figuras simbólicas del relato, y de ser así, nos podemos preguntar: ¿no está pasando lo mismo en muchos lugares, en muchas propuestas de religiosidad, en predicaciones y acciones que tienen intereses particulares no centradas en la justicia mirada desde la compasión de las que hoy vemos?

 

En conclusión, para Jesús la destrucción del templo representa el fin de la antigua alianza, el derrumbamiento de una forma de entender la religión de forma legalista y cultual y centrada sobre ella misma. E invita a reflexionar sobre las costumbres que se asumen en medio de realidades y situaciones en la vida personal y comunitaria, que es preciso dar por terminadas para poder comenzar otras nuevas desde una óptica más integral y holística sobre la vida en la experiencia de la fe.

 

– El conflicto de la autoridad (domingo anterior) ahora toma forma en una autoridad que deriva de la justicia, de una justicia que engendra vida, es decir la verdadera justicia engendra vida… por tanto, no hay justicia en el rechazo, la destrucción y el desconocer al/la otro/a… lo distinto o diferente… sino buscar en ello la posibilidad de vida para hacer realidad el reino… Ahí está la señal de la verdadera autoridad en hacer la justicia, en mantenerse firme en el reino, haciendo la justicia de Dios, a pesar de las realidades de persecución y muerte.

 

3. Acercamiento Teológico – Pastoral – de Actualización

 

– Para una mirada pastoral conviene hacer una revisión acerca del sentido de apocalíptica que está presente en la Sagrada Escritura y que contrasta con el imaginario cultural de la mayoría de nuestras gentes que la perciben como anuncios de destrucción, de un dios todopoderoso que puede hacer “lo que se le dé la gana”, de la llegada del fin del mundo… y nada de eso es lo que dice el evangelio.

 

Ayudar a educar contra las visiones religiosas del “temor” y del “castigo”, insistir en el Dios que es amor y desde el amor decide, opta, acompaña, camina junto con toda la creación, con todas sus creaturas.

 

– Hoy es importante contrastar el proyecto de la justicia de Dios con los distintos proyectos que ofrece la sociedad, e incluso algunas visiones religiosas que distorsionan el “camino” para centrarlo solamente en el culto, en la liturgia, que en definitiva es la manera reciente de “abandonar este mundo”, o las visiones espiritualistas que promueven el individualismo de la relación con Dios…

 

Así quedamos a la espera de los nuevos tiempos… esperanza que cultivamos con el caminar que nos transforma y transforma nuestro entorno para hacer presente la Justicia inspirada en la Compasión.

 

– Las persecuciones de hoy tienen distintos rostros: quizá el más “peligroso” es el que he llamado “la evangelización del capitalismo sobre el cristianismo” (escándalo del que no reaccionamos como creyentes, como comunidad, ni como iglesias), por el cual y a través del cual se ha “domesticado” la radicalidad de Jesús y su proyecto del reino; se ha reducido la fe y la esperanza del reino a un intimismo religioso que se traduce en la “paz del corazón”… y se enfatiza la fe y la religión básicamente a cumplimientos sacramentales, litúrgicos, cultuales, rituales… todo ello muestra la crisis de desencarnación de Jesús y de su proyecto en la realidad de la vida; todo ello muestra que la experiencia religiosa así vivida (según la evangelización del capitalismo) termina por legitimar al individualismo, el consumismo, la destrucción ecoambiental (en todas sus dimensiones) … … …

 

Y se termina por perder de vista la lucha por la justicia (según la compasión), se termina por perder la organización comunitaria y social a favor de las realidades que claman al cielo hoy:

pan, trabajo, seguridad;

tierra, minería, agua;

educación, salud, servicios públicos;

estado, ciudadanía, derechos;

y más, tantas triadas más…


¿Cuáles son ejemplos concretos que expresan las realidades aquí expuestas en cada uno de los lugares de quienes leen estos aportes de estudio del evangelio?

 

Para reflexionar y compartir:

¿Qué dice esta imagen sobre la justicia en el plan de Dios y como tarea nuestra?

 

Imágenes integradas 2

 


¿Y de una experiencia de fe más allá de lo religioso?

 

 

Imágenes integradas 1

 

Renuevo mi confianza en la oración que nos une, nos aclara en las fuentes del proyecto de Dios en Jesús y nos anima a ser solidarios, a vivir haciendo el bien los unos a los otros/as y, por el bautismo, nos constituye en comunidades que trabajamos por transformarnos en mejores seres humanos, transformar el entorno,  la realidad, a las relaciones con el medio desde la perspectiva reverencial de la Creación en justicia y según el amor de Dios y transformar las relaciones con el mismo Dios.

 

Por ello mi abrazo de recuerdo y de cariño que renuevo cada semana

Unidos en Jesús y en María; en Jesús que es Señor de la Vida y en María que nos enseña a caminar discipularmente en seguimiento de Jesús.

Dios les guarde.

 

César

 

Notas Humanas y Divinas. Dirige Leiner Castaño García cssr, todos los domingos a partir de las 6:00 a.m. en RCN radio 93.9 F.M. o por internet en www.rcnradio.com, ir al link de programas, allí aparecen las fotos de todos los productores (http://www.rcnradio.com/programa/notas-humanas-y-divinas/notas-humanas-y-divinas)

Pour être informé des derniers articles, inscrivez vous :

Commenter cet article

Archives

Nous sommes sociaux !

Articles récents