Overblog Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog

Le blog de gmanzukula-alternatif-congolais.over-blog.com

Le blog de gmanzukula-alternatif-congolais.over-blog.com

Dans ce blog, il sera question de publier toutes les réflexions, articles, commentaires et opinions à caractère socio-économiques, politiques, culturels et religieux.


Según la comprensión de Mesías, así será nuestra fe… ¿Cuál es nuestra?

Publié par Gabriel MANZUKULA Mjrrdcongo sur 15 Décembre 2013, 18:00pm

Catégories : #Bible et Reflexion

Saludo fraterno, cercano y solidario en el caminar en Comunidad para vivir y hacer el seguimiento discipular de Jesús… En este tiempo de adviento que como comunidades en medio de un ambiente festivo, podemos dedicarnos un poco más como comunidades a reflexionar, fundamentar y celebrar nuestra fe… es lo que también estamos realizando en conjunto entre varias comunidades de fe en el sur de la ciudad de Bogotá y con quienes nos disponemos a experienciar en servicio misionero una reflexión y profundización en la fe con otras gentes de los barrios y parroquias con quienes compartimos la vida y el caminar cotidiano.

 

Las opciones asumidas en la liturgia de tiempo de adviento en la Iglesia (intereses doctrinales), no permite hacer un acercamiento y seguimiento procesual del evangelio mateano que es el que nos acompaña en este año litúrgico… el texto propuesto para celebrar este domingo (Mt. 11, 2 – 11) siendo rico en contenido, sin embargo, fuera de un contexto procesual, fácilmente cae y/o es visto básicamente como un contenido teórico que generalmente se presenta (y reduce) al anuncio de la llegada del Mesías (v. 10)… tratemos de ver más allá de esta limitación y estudiemos el relato en el contexto de sentido dentro del evangelio…

 

Aquí, pues, algunos aportes para su estudio, reflexión y oración personal y comunitaria:

 

1. Acercamiento Contextual

 

– Empiezo por invitar a releer el acercamiento contextual escrito para el primer domingo de adviento, el pasado 1 de diciembre, pues hace una primera y general ubicación contextual que nos permite comprender algunos aspectos relevantes del horizonte de sentido del evangelio (más allá de una mirada centrada en las “ideas” que fundamentan ciertas comprensiones doctrinales).

 

– Ahora bien, para continuar haciendo un marco general de ubicación contextual desde donde acercarnos y comprender el evangelio, en esta oportunidad quiero resaltar los siguientes aspectos:

En mi juicio, el Evangelio de Mateo es el más “pedagógico” de los evangelios, se percibe que está compuesto de manera que sus lectores puedan hacer reflexiones y realizar síntesis de aprendizaje del mensaje y revelación del Mesías y en torno a él. Está claramente dispuesto en cinco colecciones doctrinales (que otros llaman discursos y menos técnicamente: temas). Estas colecciones están dispuestas dentro de un camino (ya veremos el sentido de camino en este evangelio que es similar y distinto a la vez con los otros sinópticos) que oriente al/los-as oyente/s en el reconocer a Jesús como el Mesías de Dios y, por tanto, a vivir según la nueva condición que de ahí se desprende.

 

Además, su carácter pedagógico se manifiesta de manera especial para con un grupo de judeocristianos que es a quienes se dirige el evangelio (es decir, antiguos judíos que se han convertido al cristianismo). Y este contexto es una característica esencial, pues el evangelio parece acompañar el camino vivido por quienes habiendo nacido en el judaísmo de su época se enfrentan al hecho de cambiar sus convicciones religiosas y asumir la novedad que implica reconocer a Jesús como el Mesías de Dios;… se convierte así en una clave para revisar nuestras propias convicciones y mirar, en contraste desde el evangelio, ¿qué es bueno y necesario de cambiar para ser mejores seres humanos y entonces organizar nuestra vida, la realidad, las relaciones ecoambientales, la sociedad de cara al Proyecto de Dios?; o también preguntarnos por la fundamentación que anima y orienta nuestra fe; preguntarnos por el sentido, intencionalidad e implicación de la oración, de la celebración litúrgica que hacemos de nuestra fe… si ella guarda alguna relación con estos marcos contextuales que nos rodean.

 

De otro lado, es esencial reconocer que este camino de conversión que habla de las comunidades de esa época se realiza en medio de una persecución inicialmente hecha por las nuevas autoridades judías contra los seguidores del camino o nazarenos como se conoció a los primeros cristianos (es el año 80 o 90 d.C. aproximadamente). Así, la segunda generación de cristianos se vio urgida de encontrar fundamentos que le ayudaran a sostenerse y continuar un camino de transformación que no era fácil y les implicó abandonar muchas tradiciones para ser coherentes con la novedad de Jesús Resucitado, el Mesías de Dios… cuanto más será referente este evangelio para nuestra propia revisión de vida y acompañamiento en el caminar de fe, lo que implica y exige de las transformaciones de la realidad, de nuestras prácticas, cambios de cara a las celebraciones litúrgicas y, más aún, a las comprensiones de la misma fe.

 

– El evangelio de este domingo permite percibir dos aspectos claves de inquietud y transformación en la mentalidad y en la manera de comprender la revelación de Dios en Jesús:

·   Con Juan Bautista se cierra el tiempo de la “espera” del Mesías… su anuncio, al igual que los profetas de antiguo, se hicieron en términos de futuro… lo que vendrá (no se comprende como una predicción, esto es importante de recordar, pues el profeta no anuncia en esa clave, sino que anuncia en la clave de proyección de lo que pasa a partir de lo que viene aconteciendo en línea histórica, es decir, implicaciones y consecuencias a partir de la situación actual)… esta “espera” contiene un sentido de esperanza en la presencia y acción de Dios, cosa que viene bien en el horizonte de la mentalidad apocalíptica propia de la época del siglo I d.C., pero que además, es la esperanza en la realización de las promesas hechas a Israel desde antiguo (esto es muy importante en una Comunidad de antiguos judaítas que bien conocen y esperan en esas promesas… lo cual no indicaba que bien comprendieran esas promesas)

Sin embargo, este relato revela la existencia de un conflicto en torno de la comprensión del mesianismo encarnado por Jesús: mientras que lo que conoce Juan Bautista en la Cárcel acerca de las “obras de Cristo” (v. 2) que se hace explícito en palabras puestas en boca de Jesús a parir de la esperanza profética del Mesías (vv. 4 – 5); eso mismo se pone en contraste de inquietud por saber si así ha de ser el Mesías que se ha esperado (cfr. v. 3)… Nótese que esto mismo sigue siendo un dilema hoy: La comprensión de Jesús y del reino ha de leerse en clave solamente religiosa/cultual; o si es válido hacerlo también en clave socio-política, económica, cultural y ecoambiental… así que hemos de disponernos a dejarnos interrogar en nuestra mentalidad, en nuestros imaginarios de representación en torno de Jesús y del reino, interrogar en nuestras prácticas de la fe, etc., para ser fieles a la integralidad de la revelación y a la encarnación de Dios.

·   El Reino de Dios (llamado por Mateo como “reino de los Cielos”), es el otro tema que aparece incluido es esta sección… este relato corresponde a la segunda colección doctrinal en las que está constituido el evangelio (correspondientes a los cinco primeros libros de la Torâh/pentateuco); en esta segunda colección doctrinal se dirige fundamentalmente a la formación de los/as discípulos/as que los prepare en la fundamentación de la novedad de la fe… pues, bien, en este horizonte de formación, la novedad en torno del reino de los Cielos que se ha inaugurado en Jesús es que este reino es muy distinto del esperado por los judaítas del siglo primero y por ello es necesario cambiar de mentalidad, de horizonte de comprensión, de ahí la expresión del v. 6 – ¡y dichoso cualquiera que no se decepcione en mí por la bondad!

– En este como en todos los relatos de los evangelios es muy importante no historizar el texto, es decir, pensar y creer como si esta fuera una escena que realmente aconteció en algún momento de la vida de Jesús y de Juan… pues esta mirada hace llegar a conclusiones falsas, o, por lo menos, no contempladas en el mensaje/enseñanza del relato, como en el caso de concluir que efectivamente Juan fue el precursor de Jesús; eso así dicho, no es verdad según la enseñanza que se quiere ofrecer.

 

2. Acercamiento Literario – Contextual

 

Como cada semana, invito a revisar el archivo adjunto que contiene la traducción del evangelio y su organización en estructura redaccional que hace este servidor, que son la base para las afirmaciones que se hacen en esta parte del aporte del estudio del evangelio, luego de iluminarnos con algunas de las fuentes de contexto de realidad que, sin duda, también hacen parte del contenido, del sentido y de la revelación que están ahí…

 

– v. 3 – “le dijo: « ¿Tú eres el que viene, o a otro esperamos? »”. Aquí la pregunta orientadora del contenido desarrollado en el presente relato, que no concluye con la afirmación del v. 11, sino que realmente hace parte de una narrativa mayor que sólo concluye y hace conclusión en el v. 19… (desde esta perspectiva no parece muy adecuado hacer corte en el v. 11, pues éste fuerza a hacer una conclusión que no es exacta en el marco general de la narrativa (vv. 1 – 19) que es la perícopa completa.

 

Veamos algunas claves literarias – contextuales que ayudan a percibir sentidos e intencionalidades presentes en el relato:

·   El v. 1 enmarca la perícopa en el horizonte de la segunda colección doctrinal, es decir, la de la formación de los/as discípulos/as, según se escribió más arriba; nótese la presencia de tres palabras que en un solo verso permiten verificar esta afirmación: instruir, enseñar y proclamar.

·   Juan no es una autoridad cualquiera… él representa, también, a quienes no están con la doctrina y enseñanza del templo y sus autoridades (son quienes están buscando caminos alternativos a la religión oficial, al proyecto tradicional de vida, de sociedad y de relaciones ecoambientales)… está distante del centro del poder religioso y político: Jerusalén… pero, y esto es muy importante,, también representa a quienes están confundidos con el imaginario de representación en torno del Mesías esperado, pues en el ambiente judaíta del siglo primero al “Cristo” se le esperaba más en una clave militar (rey poderoso – guerrero) o en una clave religiosa (renovador del culto y de las tradiciones del templo) o en una clave profética (como la encarnada por el Bautista, en perspectiva de anuncio, pero anuncio conversión en medio de amenazas de castigos y/o condenas, Juan había anunciado la venida del Señor y había invitado a la conversión con imágenes muy fuertes, “Todo árbol que no dé buen fruto, se cortará y se echará al fuego” (4,10) cfr. Apc. 6, 16 – 17;… Así pareciera que lo que escucha Juan acerca de Jesús no coincidía plenamente con lo que él esperaba (vv. 4 – 5): ¿Qué imagen se había hecho Juan de Mesías/Cristo, y por ende, qué imagen de Jesús?, esto parecería justificar el hecho de enviar a sus discípulos a preguntarle, según la narrativa.

·   Este relato parece recoger una confusión que ya está presente a lo largo de la historia de Israel, por ejemplo en Is. 61, 2; el mismo relato mateano en 3, 10 – 12 pareciera evidenciar esta confusión… confusión que también parece estar en buena parte de los/as discípulos/as en relación con el Mesías y/o que el evangelio revela como la claridad definitiva que la Comunidad tiene al respecto… Es, como parece ser, una condición común de aquella época: la confusión de comprensión en torno del ser y quehacer del Mesías

·   Llama la atención el contraste presentado entre Juan y “un hombre vestido con ropas finas”… “He aquí que los que llevan ropas finas están en los palacios de los reyes” (v. 8). Hay una implícita referencia a los principales sacerdotes del templo, quienes además se pasean por los palacios de reyes, con lo cual se hace una denuncia profética de la doctrina que representan, así como del estilo de vida que encarnan y pregonan (proclaman v. 1)… ahí, y en ellos, no está la verdad, pues su estilo de vida, sus intereses revelan que no están según los principios y criterios que son de Dios… ellos son como las cañas que sacude el viento, pues defienden intereses y privilegios por lo cual se conforman según los mandatos e intereses de los reyes… Eso no es Juan… y menos es Jesús

– v. 6 ¡y dichoso cualquiera que no se decepcione en mí por la bondad! – el relato revela la crisis de comprensión en torno de la fuente de inspiración del Mesías y su forma de realizar la misión/ministerio…

·   El escándalo/decepción al que parece referirse el evangelista es que definitivamente la clave de Mesías que Jesús representa no corresponde a ninguno de los esperados por aquella época (tal y como se advierte más arriba)… los vv. 4 – 5 hablan de unas prácticas que no corresponden a los imaginarios de representación que sobre el Mesías existían en la época.

·   Pero además, esa descripción de las prácticas de Jesús, como Mesías, revelan que Mesías y reino de Dios son una realidad inseparable… que el reino no es una cuestión teórica, sino básicamente son acciones, actitudes, prácticas que transforman a las personas, su entorno, las relaciones que existen entre ellas (ecoambientales) y desde ellas, se establece comunicación con Dios.

·   También una opción de mirada sobre la narrativa gira en torno al sentido del escándalo/decepción visto desde esta perspectiva: ¿Qué obras de Jesús podrían ser motivo de escándalo?, ¿Sus bienaventuranzas de los pobres (cap 5); su enseñanza sobre el perdón (5,14ss), sus comidas con los pecadores (9,9ss)?... o mirar todas las transformaciones de las prescripciones religiosas que las prácticas/obras de Jesús son una revolución para las formas tradicionales impuestas por el templo y sus sacerdotes

Así el relato deja entrever un conflicto entre las visiones teológico – religiosas, sociales y ecoambientales que existen entre Jesús y su proyecto (de Dios) y las que son propias de las tradicionales autoridades del templo y de Jerusalén, pero también expresa una diferencia con otros movimientos alternativos, que como el de Juan Bautista que se le reconoce como serio, sin embargo, no está en el mismo horizonte de compresión de Mesías que encarna Jesús y que asume la Comunidad Mateana.

 

Aunque haga un elogio del Bautista: v. 11a – “no ha sido levantado entre los engendrados de mujer uno mayor que Juan el Bautista” y encarne una novedad como las anunciadas por el profeta Mal. 3,1, sin embargo, su perspectiva, su horizonte de valoración del mesianismo y de prácticas de novedad, no son, no corresponden con el mesianismo encarnado por Jesús: v. 11b – “mas, el menor en el Reino de los Cielos, es mayor que él”.

 

Y no olvidar que la clarificación en torno del Mesianismo se extiende hasta el v. 19…

 

3. Acercamiento Teológico – Pastoral – de Actualización

 

Muchos de los contrastes percibidos en la aproximación contextual de estudio del evangelio mateano son, y han de ser, un horizonte de formación, de revisión y de reformulación del marco doctrinal en el que hoy nos movemos como comunidades de fe y como Iglesia… confundimos las formas con lo esencial…

 

El texto llama a revisar los imaginarios de representación cultural y religiosa que se tiene sobre Dios y su presencia y acción… su proyecto… ¿Cuáles son los nuestros hoy?; ¿corresponden a imaginarios como los descritos en el contexto de aquella época? (ver, por ejemplo de imaginario religioso que representa el actual Procurador General de la nación que hay en Colombia y lo que es percibido como imaginario religiosos por sus contradictores, en especial los no creyentes)…

¿Las crisis y conflictos que esto genera lo encontramos en nuestras propias comunidades, en parroquias, en grupos comunitarios, en organizaciones sociales y/o políticas?

 

¿Qué hacer ante quienes privilegian la exactitud de la doctrina (ortodoxia), en contraste de quienes privilegian las prácticas como experiencias de sentido (ortopraxis)?... Según este evangelio, ¿Cuál es la opción?

 

– Para compartir en el diálogo, reflexión y oración de comunidad sugiero contrastar el mensaje/enseñanza de este evangelio con imágenes como éstas:

 

En adviento nos liberamos… como camino de salvación… Desde el evangelio y según el evangelio: ¿de qué nos liberamos?

 

 

Imágenes integradas 1

 

… En contraste con…

 

 

 

 Imágenes integradas 2

 

Renuevo mi confianza en la oración que nos une, nos aclara en las fuentes del proyecto de Dios en Jesús y nos anima a ser solidarios, a vivir haciendo el bien los unos a los otros/as y, por el bautismo, nos constituye en comunidades que trabajamos por transformarnos en mejores seres humanos, transformar el entorno,  la realidad, a las relaciones con el medio desde la perspectiva reverencial de la Creación en justicia y según el amor de Dios y transformar las relaciones con el mismo Dios.

 

Por ello mi abrazo de recuerdo y de cariño que renuevo cada semana

Unidos en Jesús y en María; en Jesús que es Señor de la Vida y en María que nos enseña a caminar discipularmente en seguimiento de Jesús.

Dios les guarde.

 

César

 

Notas Humanas y Divinas. Dirige Leiner Castaño García cssr, todos los domingos a partir de las 6:00 a.m. en RCN radio 93.9 F.M. o por internet en www.rcnradio.com, ir al link de programas, allí aparecen las fotos de todos los productores (http://www.rcnradio.com/programa/notas-humanas-y-divinas/notas-humanas-y-divinas)

Commenter cet article

Archives

Nous sommes sociaux !

Articles récents