Overblog Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog

Le blog de gmanzukula-alternatif-congolais.over-blog.com

Le blog de gmanzukula-alternatif-congolais.over-blog.com

Dans ce blog, il sera question de publier toutes les réflexions, articles, commentaires et opinions à caractère socio-économiques, politiques, culturels et religieux.


Zaqueo, es lo contrario de lo que nos hemos creído… ahí está el reino de Dios

Publié par Gabriel MANZUKULA Mjrrdcongo sur 12 Décembre 2013, 12:26pm

Catégories : #Bible et Reflexion

Cada semana es una alegría escribir este saludo al empezar la redacción final de estos aportes para el estudio del evangelio dominical… saludo cargado de fraternidad, de solidaridad y de espíritu de compañero de camino en el seguimiento discipular de Jesús… saludo de acompañamiento y animación en el caminar comunitario y eclesial por hacer un nuevo mundo posible.

 

En el “camino hacia Jerusalén” nos encontramos ahora conociendo a Jesús, en actitudes, en sentimientos, en acciones que van revelando todo cuanto hay “por detrás” del sentido e intencionalidad del reino de Dios. Tal es la novedad de la que cuenta el evangelio lucano a partir de 18, 15 (así que recomiendo una lectura de estos relatos antes de entrar en el estudio de la perícopa que se lee y celebra este domingo en la Iglesia Lc. 19, 1 – 10). Aquí, pues algunos aportes para el estudio del relato, veamos:

 

1. Acercamiento Contextual

 

– En la predicación común se suele decir que Zaqueo representa a los pecadores más perdidos y despreciados, apoyados en lo dicho por los vv. 2. 9 – 10… sin embargo, al mirar de cerca el relato se descubre que quienes así piensan e interpretan de esta manera el relato están en una equivocación… así no parece ser la “lógica” de la narración y, por lo mismo, de la enseñanza/mensaje… ver contraste entre el significado del nombre… ver actitud de Zaqueo… para contrastar con la actitud, pensamiento y palabras de quienes aparecen en la multitud v. 7… (también aparece un contraste en los “todos” que aparecen en los relatos próximos cfr. 18, 43 y 19, 7)… más adelante, en el acercamiento literario contextual se profundiza en este llamado de atención acerca de la interpretación tradicional del relato.

 

Replanteado el horizonte interpretativo, podemos empezar a sentar las bases de una nueva mirada sobre la narración… hallaremos un texto dedicado a la conciencia de los/as oyentes, más que del mismo protagonista del relato… una invitación a cambiar la mentalidad, los imaginarios de representación en los que se “encajonan” a las personas, para poder hacer “camino común” – en Comunidad – en el seguimiento discipular de Jesús… De ahí que los/as oyentes de la narración, de cualquier época de la historia, están invitados/as a interrogarse: ¿Cómo juzgan? ¿Con cuál derecho?... aquí más que la conciencia de Zaqueo, es un llamado a la conciencia de los/as oyentes… de ahí, también se deduce que la salvación de Jesús es un don y está disponible a todos/as…

 

– Detengámonos por un momento en ubicar histórico – geográficamente el lugar donde se desarrolla la escena narrada, sus datos pueden ser un referente de perspectiva para comprender la enseñanza/mensaje que ofrece el texto: Jericó…ciudad situada aproximadamente a 28 km al nordeste de Jerusalén, a orillas del río Jordán, a 250 mts. bajo el nivel del mar y a escasos ocho kilómetros del mar muerto… esto hace suponer (casi sentir) el clima tropical, cálido, de sus calles (”ciudad de las palmeras” como es llamada en Jue 3, 13); en tiempo de Jesús abundaban allí ricos jardines regados por manantiales, “la ciudad brillaba como una esmeralda en el marco de colinas de piedra”, lo cual puede indicar que dentro de la ciudad no habitaban los pobres, más que los trabajadores y servidores de las casas de los ricos… seguramente durante el día sí se encontraban muchos pobres (esclavos/as) quienes acompañaban las caravanas que estaban de paso y a sus amos y señores/as; y/o los/as pobres que servían en los diversos oficios y tareas de la cotidianidad, que, sin embargo, realmente no residían en la ciudad… estos datos van configurando un imaginario de representación que complementará (y dará justificación) a la enseñanza/mensaje que surge del relato, de ahí que hay más para completar el imaginario desde donde se construye la narrativa del relato, veamos:

 

Ciudad antigua, quizá la más antigua de toda la Palestina, casi 10.000 años de datación histórica según las informaciones recolectadas por las excavaciones realizadas… su nombre da cuenta de la diosa luna y de los ceremoniales que desde ahí se realizaban para homenajearla, en contraste con la ciudad del sol, al mismo tiempo, revelan la multiplicidad de dioses/as centrados en la naturaleza que caracterizaron las poblaciones cananeas a lo largo de los siglos, según los estudios bíblicos (los Baales de los que habla la Biblia)… También la ciudad es centro de tráfico del comercio internacional de la época, así que hace suponer los contrastes de riqueza/pobreza que se ven a cada esquina (de ahí la importancia de Zaqueo como jefe cobrador de impuestos provenientes del comercio… no lectura moralizante)… esa descripción también hace suponer la presencia allí de oficiales y soldados romanos, de gentes extranjeras de diferentes regiones… una ciudad cosmopolita… por lo mismo, presencia de multiplicidad religiosa (dato también interesante para comprender la enseñanza/mensaje de la narración, pues detrás de ese cruce cultural, comercial y social aparecen las confusiones religiosas, las esperas de milagrerías, las discusiones sobre doctrinas y prácticas, las búsquedas de verdad… en fin)…

 

La recaudación de los derechos de aduana, los arbitrios comerciales, además del comercio mismo que se bifurcaba hacia Jerusalén y a las otras regiones que interconectaban los caminos internacionales, la convertía en la residencia de muchos publicanos… dato este muy importante para asociar con el final del relato del evangelio: v. 10 – vino, en efecto, el Hijo del hombre a buscar y salvar lo que estaba perdido… se refiere a que Jesús va (sale, se moviliza) en busca de todo hombre y mujer sin importar condición… y va hasta sus propias “guaridas”, tal y como simboliza “el camino a Jerusalén: ir al corazón mismo donde nacen los proyectos de vida, los estilos de vida, los ideales de sociedad… para llamar a la pegunta por la buena noticia.

 

En conclusión, es posible ir construyendo un imaginario de contexto muy significativo en la narrativa del relato, que nos hace entrar, no sólo en las ideas del texto, sino, principalmente, en los sentidos e intencionalidades que rodean y enriquecen al texto mismo… ponernos en ese lugar, en ese imaginario de representación, nos permite adentrarnos con mayor hondura en la integralidad que contiene y revela el relato…

 

– Encontramos también, una serie de simbólicas que se repiten en el mismo evangelio… de todas ellas ya hemos dicho algunas claves de su sentido simbólico y de imaginario de representación en aportes de estudio anteriores:

·   Sicómoro en 17, 5 – 10

·   Publicanos ya referidos en 3, 12 – 13; 15, 1 – 3; 18, 9 – 14…

·   La venida del Hijo del Hombre en 17, 20 – 37; 18, 1 – 8

Igualmente, encontramos nuevas simbólicas que ofrecen pistas claves para el acercamiento y comprensión de la narrativa de las cuales se abordará el estudio más adelante.

 

– Encontramos también un horizonte en perspectiva apocalíptica que es propio de la época de Jesús y de las Comunidades escritoras del evangelio, que también hemos ampliado en aportes anteriores, y que no hemos de dejar de lado a la hora de acercarnos a la comprensión, al estudio y a la actualización de su enseñanza/mensaje.

 

2. Acercamiento Literario – Contextual

 

– En la propuesta teológico – pedagógica en la que se desenvuelve la trama del “camino hacia Jerusalén” este relato también es único del evangelista Lucas… revela unos sentidos y unas pretensiones de evangelio y de evangelización que no están presentes en los demás evangelios sinópticos… esto hemos de preguntarnos, percibir y descubrir en el diálogo con los relatos y con la comunidad escritora del evangelio.

 

Por ejemplo, podemos mirar y aproximarnos en la siguiente pista: la narración asume una trama que aparentemente da cuenta del tradicional imaginario cultural de valoración y significación en torno de los publicanos (que también representan a los pecadores, alejados de Dios, merecedores de rechazo y repudio), este publicano del texto podría representar al peor de todos los publicanos: Rico – Jericó -  Jefe de cobradores de impuestos… Es un publicano de los ricos, que es diferencia con el relato del domingo anterior, donde parece que ese era un publicano pobre (18, 9 – 14)…

 

Al mismo tiempo, hemos de estar pendientes que según el devenir histórico – contextual de la Comunidad Lucana, ella, está conformada, quizá, mayoritariamente de gentes que vienen de ambientes no judaítas; así entonces, en ese sentido los publicanos podrían asemejarse a los no judaítas en el ambiente socio – cultural del mediterráneo (es decir, en realidad el texto se estaría dirigiendo a quienes en la comunidad no son judaítas que pueden ser considerados como menos dignos que los demás)… En ese entramado cultural (contextual y teológico), de pronto aparece una palabra que echa por tierra la mirada tradicional sobre la condición de la persona, condición que lo asemeja a un pecador, un pecador que necesita ser redimido… esa palabra novedosa que rompe todo el tradicional marco interpretativo es: Zaqueo, el nombre de ese personaje es Zaqueo.

 

·   Zaqueo nombre griego (que en hebreo parece representa el nombre de Zacarías), según la tradición cultural significa: “inocente”, pero también “puro” (es decir, sin pecado por el cual inculparlo)… exige una reflexión la razón de este nombre:

·   De un lado refuerza el sentido del valor del honor que él representa (verdadero honor pues se funda en la dignidad del inocente y del puro, no representa el valor del honor según la mentalidad y costumbre propio del mediterráneo

·   En el desarrollo de la narración, Zaqueo nunca se excusa o pide perdón (como hace el publicano de la parábola de Jesús, Lc. 18, 13), por lo cual parece indicar que no ha cometido falta alguna, por lo menos conscientemente (v. 8d.e)…

·   Es inocente, ha actuado sinceramente; pareciera que el relato quiere reconocer que no se enriqueció de mala manera (es puro)… por ello, además de las acciones de restauración a favor de los pobres, Jesús lo llama “hijo de Abraham”, cosa que debió ser un escándalo para los legalistas, rigoristas de las normas y de la moral…

 

En cambio, en la multitud, aquella de la que normalmente no se ve en detalle por ser una “masa amorfa”, sin embargo, de ella el relato dice que:

v. 3 – “y (Zaqueo) trataba de ver quién era Jesús, y no podía a causa de la multitud,

v. 7 –  “Y al ver esto, todos refunfuñaban diciendo: « Junto a un varón pecador entró a hospedarse. »

·   Esta multitud es quien conserva la mentalidad tradicional de valoración de los publicanos… desde esta mentalidad tradicional juzga, señala, rechaza y condena, sin embargo, es notorio la señal que indica el relato: Zaqueo no podía conocer “quién era Jesús” por “causa de la multitud”… La multitud representa el obstáculo por el cual Zaqueo no puede ver a Jesús cuando éste lo busca, y esta misma multitud se enoja cuando Jesús opta por quedarse con él… más que a la multitud misma, hay una referencia al imaginario cultural y socio – religioso presente en la masa que no reconoce plenamente a Jesús y su proyecto y en ellos descubrir y asumir el paso de Dios.

·   En esta multitud se resalta una actitud, una reacción, un horizonte de sentido detrás de su accionar: v. 7 –murmurar – refunfuñar… que de paso es una eacción ya anotada por el evangelio: cfr. 5, 30; 15, 2… Este acontecimiento nos recuerda de las reacciones negativas hacia las obras liberadoras de Dios de parte de algunos de los Israelitas peregrinos en el desierto (Dt. 1, 27; Sal 106, 25)… esto mismo lo podemos ver en las masas de gentes de quienes se aprovechan algunos medios, los polítiqueros, gobiernos, para señalar, rechazar, juzgar y condenar a quienes encarna y trabajan en servicio de la justicia, sean creyentes o no… personas, grupos  comunidades a quienes por su lucha a favor de los pobres y por la justicia podemos decir que son como Zaqueo: inocentes y puros…

 

– Un último aporte, por ahora, para el estudio del relato lo quiero centrar en algunas claves de sentido que se descubren en el texto mismo:

 

Al observar la reacción de Zaqueo, el relato dice mucho, y dice de manera que complementa la mirada que se viene describiendo como lectura alternativa a la tradicional, veamos:

 

v. 8 – “Puesto en pie, Zaqueo, dijo al Señor: « Mira, Señor, la mitad de mis bienes a los pobres doy; y si a alguno algo defraudé, lo restituyo cuadriplicado. »”

Lo primero que resalta el evangelista es el “puesto en pie…”, ya hemos resaltado esta expresión en aportes de estudio anterior y su significación al lado de la rebeldía, de la resurrección, del levantarse (como actitud y acción de rebeldía)

Se dirige a Jesús como “Señor” (y el evangelista de igual forma lo llama), es decir reconoce a Jesús y en Jesús precisamente lo que no ven quienes señalan. Rechazan, juzgan y condenan a partir de los valores del medio socio – cultural y de lectura legalista – moralista de las normas religiosas y de visión teológica tradicionalista que es excluyente y sectaria.

La actitud de generosidad y desprendimiento de Zaqueo, que no corresponde a ningún arrepentimiento o excusa, revela más bien el desapego a los “valores” del imperio y del mediterráneo en general… revela una actitud de humildad y sencillez para la vida y de cara a las propiedades… aún, si se mira y se mide su actitud y acción desde las leyes y normas leídas de manera literal y en comprensión tradicionalista, se descubren grandes diferencias: cfr. Núm. 5, 6 – 7 – Ex. 22, 1 – 3; 2 Sm. 12, 1 – 6, el mandato de la Torâh es menor en referencia a lo que hace Zaqueo.

 

vv. 8 – 9 – Aquí vale la pena resaltar cómo todos los verbos que relatan la actitud y la acción a favor de la justicia/salvación están en tiempo presente, indican la firmeza y la certeza de las decisiones de Zaqueo y de Jesús: doy, restituyo, vino…

Así, el relato busca mostrar que ya se realiza lo que ahí se dice, no es un anuncio para el futuro, igual de parte de Zaqueo, como de parte de Jesús…

E igual firmeza y certeza indica el relato en torno a Zaqueo: “es” hijo de Abraham, con lo cual extiende la condición de hijo, ya no se trata de un problema de sangre (Pureza), sino que la identidad en relación con Dios se funda en el estar “de pie” para hacer justicia/salvación… esto mismo hemos de preguntarnos delante de quienes hoy son rechazados por la sociedad, e incluso por muchos “creyentes”, ¿ellos/as hacen justicia/salvación?, más allá de si son sus actitudes y sentimientos “moralmente” reconocidos por las mentalidades e imaginarios de representación que están cargados de tradicionalismo…

La palabra "hoy" (sēmeron) también indica la realidad ya establecida del reino de Dios… no es para el futuro y, ese mismo “hoy”, es empleado por el evangelio lucano especialmente en puntos claves para introducir el tema de la entrada de la salvación de Dios (p.ej., 2, 11; 4, 21; 23, 43)

 

– Zaqueo entra en la “lógica” del reino… esto representa entonces a la Comunidad misma, a cada discípulo/a, sin importar su procedencia o su vida anterior hasta antes de la conversión; así la Comunidad y cada discípulo/a recobra su “verdadera estatura”, su dignidad, y manifiesta su decisión de cambio… El encuentro con Jesús no puede dejar a nadie indiferente, cambia la vida haciéndola más austera, más solidaria, más generosa, más humana, más feliz.

 

– v. 10 – Retoma un don del que ya se ha hecho referencia en otros momentos del evangelio: el ser “hallado” como señal de recuperar la vida, la dignidad… cfr. Lc. 15, 6. 9. 24. 32 – “… festejar y alegrarse convenía, … y ha vuelto a la vida; y perdido, y fue hallado."

 

Así, Conocer a Jesús como camino del reino es la tarea que parece proponerse esta parte del evangelio… y conocerlo desde la perspectiva de todo cuanto renueva o cambia a partir de sus palabras, sus acciones, su postura delante de Dios, de la humanidad y de la Creación… ahí una manera de comprender el camino a Jerusalén… incluido el paso por el rechazo, persecución y muerte (cruz)… que conduce a la resurrección/salvación.

 

3. Acercamiento Teológico – Pastoral – de Actualización

 

– El texto invita a reflexionar sobre: cuanto hay en nuestro propio corazón, en la mentalidad socio – cultural y religiosa, en los sentidos e intencionalidades que están detrás de nuestra comprensión de Dios/Jesús, de su proyecto, de su mandato…

 

Igual inquietud ha de hacerse de cara a cada comunidad de fe… ¿Qué encarnamos y qué revelamos en ello? (revelar de Dios/Jesús, de su proyecto, de su mandato…)

¿Nos atrevemos a criticar, juzgar, rechazar con facilidad, como las personas que se creen mejor que las demás y con derecho a refunfuñar, es decir: señalar, rechazar, juzgar, excluir, condenar..?

 

¿Consideramos que la salvación/liberación traída por Jesús e instaurada por el reino, es propiedad de unos elegidos, de quienes cumplen unos determinados requisitos y condiciones… o es derecho aún de no creyentes, de contrarios, de diferentes a lo que llamamos moralmente bueno? (claro, mirado según una perspectiva tradicional)

 

– La comunión de mesa implica comunión de vida, es lo que realiza Jesús en casa de Zaqueo. La comunión de casa implica comunión de proyecto. La comunión de acciones y actitudes para restaurar los Derechos Humanos, el cuidado de la Creación implica comunión de sentido de reino (aún con no creyentes)…

 

Comer con un pecador es ir contra la ley, volverse impuro. Hacer camino común con defensores/as de DDHH, camino  común con movimientos sociales que cuidan de la justicia, de la creación, es hoy ir contra la ley (jurídica) y hasta con las formas tradicionales de la fe, es dejarse apartar del deber de alabanza para con Dios y del cumplimiento de ciertas “obras” tradicionales de la fe según los mandamientos de la “iglesia” y hasta de la “centralidad” sacramental…

 

Todo esto es escándalo y provocación para quienes les importa más el cumplimiento de las leyes que las personas, para quienes se consideran mejores que los/as demás y no saben descubrir la compasión de Dios presente y revelada en Jesús.

 

– En conclusión… Por buenas razones la interpretación común y tradicional de esta perícopa es tan popular: pensar en un pecador (rico y alejado de Dios) arrepentido y donante de sus riquezas que es acogido por Jesús y perdonado…; vista así, es más agradable la historia de la transformación y salvación de un pecador, pues es mucho más fácil solidarizarnos e identificarnos con un Zaqueo pecador quien encuentra a Jesús y le cambia la vida.

 

Mucho más difícil es aceptar que frecuentemente desempeñamos el papel de la multitud que obstaculiza el descubrir quién es Jesús y, que nos arrogamos el derecho y el poder de dictar quien es elegible para la salvación y quien no lo es…

 

Y que además, por nuestra mentalidad y con nuestras acciones, no defendemos la causa del planeta (agua, tierra, minería); no defendemos la causa de la justicia, ya sea en derechos humanos, en buscar la redistribución de las riquezas, y/o hacer un nuevo mundo posible… así seamos rechazados, señalados y excluidos por los actuales detentores del poder, los que asumen como su dios verdadero al capitalismo: individualista y acaparador, centrado en el comercio y la economía por encima de las personas y de las condiciones dignas de vida para todos/as; capitalismo internacional que encubre la persecución contra la diferencia (riqueza) cultural en el nombre de la imposición de un mundo único, un modelo único, un único estilo de vida que se promociona a través de sus medios de comunicación…

 

Renuevo mi confianza en la oración que nos une, nos aclara en las fuentes del proyecto de Dios en Jesús y nos anima a ser solidarios, a vivir haciendo el bien los unos a los otros/as y, por el bautismo, nos constituye en comunidades que trabajamos por transformarnos en mejores seres humanos, transformar el entorno,  la realidad, a las relaciones con el medio desde la perspectiva reverencial de la Creación en justicia y según el amor de Dios y transformar las relaciones con el mismo Dios.

 

Por ello mi abrazo de recuerdo y de cariño que renuevo cada semana

Unidos en Jesús y en María; en Jesús que es Señor de la Vida y en María que nos enseña a caminar discipularmente en seguimiento de Jesús.

Dios les guarde.

 

César

 

Notas Humanas y Divinas. Dirige Leiner Castaño García cssr, todos los domingos a partir de las 6:00 a.m. en RCN radio 93.9 F.M. o por internet en www.rcnradio.com, ir al link de programas, allí aparecen las fotos de todos los productores (http://www.rcnradio.com/programa/notas-humanas-y-divinas/notas-humanas-y-divinas)


Commenter cet article

Archives

Nous sommes sociaux !

Articles récents